Buscan avanzar con el acuerdo vitivinícola Mendoza-San Juan

El ministro Martín Kerchner y su par de Producción sanjuanino, Andrés Díaz Cano, se reunieron para modificar la norma para regular el stock vínico

De cara a una nueva temporada vitivinícola y buscando previsibilidad en los productores, funcionarios de Mendoza y San Juan comenzaron una serie de encuentros que buscan “modernizar” el acuerdo que regula las existencias del vino para conservar el precio del producto.
En la reunión, que se realizó en la Sala de Situación del Ministerio de Producción y Desarrollo Económico, se comenzó a buscar mecanismos que permitan actualizar el mecanismo creado en 1994 como método para regular la oferta y la demanda y asegurar el precio del producto.
Hay que recordar que, a raíz de que ambas provincias tienen dos realidades distintas en su sector, los cambios en la norma vigente se han puesto en agenda durante las últimas dos temporadas.
Además de los ministros, participaron en la reunión el subsecretario de Agricultura y Ganadería, Alejandro Zlotolow; el jefe de Gabinete, Alfredo Aciar; el secretario de Agricultura, Ganadería y Agroindustria de San Juan, Ariel Lucero Reinoso, y el director y subdirector de Asuntos Vitivinícolas, Fioravante Da Rold y Juan Martín Garcés respectivamente.
La temporada pasada se firmó el 14% 
En marzo de este año, los gobernadores Alfredo Cornejo y Sergio Uñac establecieron, entre otros puntos, que el 14% de la producción de uva estará destinada a la elaboración de mosto.
Sobre el convenio firmado, el Gobernador de Mendoza dijo que “según nuestros análisis técnicos en base a la información de mercado y en base al INV, creemos que es un buen porcentaje y un buen acuerdo. El año pasado no pudimos hacerlo, este año, sí. Lo vemos como un avance y en ese sentido agradezco al sector privado y al gobierno de San Juan por haber accedido a este porcentaje”.
Según lo pactado por ambas provincias en noviembre de 1994 y ratificado por la Ley Provincial 498-J (antes Ley 6543) y la Ley 6.216 de la Provincia de Mendoza, anualmente se determina un porcentaje de uva que se destina a la elaboración de mosto con el objetivo de brindar instrumentos para que los propios operadores se encarguen de equilibrar el mercado frente a la existencia de excedentes y asegurar la legítima rentabilidad. En ese sentido, la elaboración de mostos constituye la vía natural para equilibrar los stocks vínicos y promover las exportaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here