Chiste

Llega un borracho a la puerta de un edificio y se para delante de la plaqueta de los timbres. Presiona el primero y le responde una voz femenina, y él le pregunta. 

– ¿Señora ¿es usted casada? 

Ella le responde que sí. 

– ¿Y su esposo está? 

Ella contesta que sí esta, y el borracho hace lo mismo en los otros timbres hasta que una señora le contesta que el marido no está. A lo que el borracho le dice:

– Por favor ¿puede bajar a ver si soy su marido?…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here