Competitividad comercial: lo hecho y lo que resta por hacer

Finalmente, y tras las inquietudes que manifestaron entidades que aúnan una parte mayoritaria de los comerciantes mendocinos, el Gobierno provincial decidió mantener los beneficios otorgados oportunamente a las compras en 12 cuotas sin intereses.
La resolución de la Administración Tributaria Mendoza (ATM) publicada ayer en el Boletín Oficial establece que dicha operatoria se mantendrá vigente hasta el 6 de enero de 2018, fecha en la que la festividad de Reyes concluye las celebraciones de Fin de Año.
Por otra parte, también quedó claro que el régimen especial no es para todos los departamentos de la provincia, sino que en ella solo están incluidos los comercios de la Ciudad de Mendoza, General Alvear, Las Heras, Malargüe, Tunuyán y, claro está, San Rafael. La decisión supone que los precios de los productos que sean vendidos en 12 cuotas deberán quedar con el precio publicado y no sufrir recargas de ningún tipo.
Formalmente, la medida estipula que ATM exceptúa de las retenciones por el Impuesto a los Ingresos Brutos a las tarjetas de crédito y a “las entidades financieras autorizadas a operar tales tarjetas, a los sujetos que efectúen ventas con ese medio de pago en las localidades de la Provincia de Mendoza que se encuentren alcanzadas por dicha operativa, con la finalidad de coadyuvar al logro de los objetivos propuestos en el acuerdo”.
Justamente, el objetivo central de este acuerdo es contrarrestar la fuga de consumidores hacia el vecino país de Chile, fenómeno que viene ocurriendo en las últimas temporadas y que, de acuerdo a las estadísticas que manejan las entidades mercantiles, ha provocado una profunda afectación en los ingresos de los comerciantes locales.
La medida es un aliciente para quienes reclamaban una mayor competitividad con los comercios trasandinos. Sin embargo, no debe soslayarse que para lograr que las condiciones mejoren más allá de las contingencias coyunturales habrá que encarar reformas impositivas y de estructuras de costos fijos que permitan que este “mano a mano” se mantenga en el tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here