Distractores

Sabido es que, en materia de comunicación también hay “distractores”, como llaman los nutricionistas a los alimentos que “engañan” el estómago de los sectores de menores recursos. En este campo, esos distractores son por lo general, los escándalos de la farándula que impactan en la información y ocupan espacio en los medios para disipar el efecto de cuestiones negativas para el gobierno de turno, como sucede hoy con la situación judicial del vicepresidente.

Tal vez por eso, estos días arrecian los escándalos en que están directamente involucrados los principales operadores de esos sucesos, Jorge Rial y Luis Ventura, porque ya no alcanzaba con los que ellos atribuían a otras personas.  Si a eso se suma la “boda” de la botinera Wanda Nara y los “romances” de última hora, se podrá apreciar la magnitud de la preocupación reinante por desviar la atención de la opinión pública.