En Mendoza, Lorenzetti pidió una “gran reforma judicial”

“Tenemos que cambiar el modo en el cual trabajamos en la Justicia. Más oralidad, más cercanía, más rapidez. Necesitamos de una gran reforma judicial como política de Estado”, fue el mensaje del presidente de la Corte Suprema de la Nación, Ricardo Lorenzetti, en el marco del acto de jura de los nuevos jueces federales de Mendoza. Aprovechó el contexto para anunciar la puesta en marcha de una delegación en Mendoza de la oficina de escuchas.

El responsable del máximo tribunal nacional arribó esta mañana al Salón de Actos del Palacio Judicial de Mendoza para tomar juramento a los jueces Juan Ignacio Pérez Cursi, Manuel Alberto Pizarro, Olga Pura Arrabal, Gustavo Enrique Castiñeira de Dios y Alfredo Rafael Porras, quienes fueron designados para integrar la Cámara Federal de Apelaciones.

En este contexto, y luego de que el gobernador Alfredo Cornejo le diera la bienvenida y celebrara el nombramiento de los magistrados con la expresión “se ha hecho justicia”, el Presidente de la Corte nacional dejó agudas observaciones sobre el funcionamiento del Poder Judicial. Llamó a seguir mejorando el servicio de Justicia. “No creamos que está bien”, dijo, y en la misma línea consideró que “el Poder Judicial no puede hacerlo todo”.

Previo a la toma de juramente de los nuevos magistrados, Lorenzetti ofreció un duro diagnóstico sobre la situación en la que se encuentra la Justicia: “El Poder Judicial está en una situación muy difícil. Cuando uno ve el panorama a lo largo y ancho del país tenemos que ser conscientes que tenemos una enorme responsabilidad. Por un lado se nota el incremento de la litigiosidad y por otro, la disminución constante del modo en que hacemos frente a esa litigiosidad”.

Continuó: “Hay dos fenómenos muy claros; primero, la realidad ha cambiado muchísimo… hoy, cuando una persona que espera Justicia se dirige a alguna de nuestras oficinas se encuentra con una estructura del siglo XIX; mientras que cuando va a un banco se encuentra con una tecnología y una estructura propias del siglo XXI”. “Entonces, tenemos que resolver esta contradicción y debemos hacerlo entre todos”, reclamó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here