Asesinaron a pareja de panaderos en el barrio Nihuil

Las víctimas, identificadas como Miguel Ángel Scalia (63) y Liliana Edith Balmaceda (58 años), fueron halladas en el interior de su vivienda ubicada en calle Gutiérrez al 1500. Los cadáveres presentaban lesiones causadas con un objeto contundente. Hay dos detenidos por el crimen.

Miguel Ángel Scalia (63) y Liliana Balmaceda (58) fueron brutalmente asesinados en su casa de calle Gutiérrez al 1500, en el barrio Nihuil. Los cuerpos fueron hallados en la mañana del lunes, tras un llamado al 911 de una vecina a quien llamó la atención la falta de movimiento en el inmueble.
La policía ingresó a la vivienda y encontró los cuerpos de los propietarios, y en su silla de ruedas, con vida, a una hija con discapacidad que compartía el techo con sus padres. La mujer –de 39 años- fue de inmediato trasladada en ambulancia al hospital Schestakow. Liliana (se llama igual que la madre) vivía con sus padres, y no camina ni habla, pudo saber Diario San Rafael.
Al cierre de nuestra edición, bajo un absoluto hermetismo, nuestras fuentes anticiparon que Scalia y Balmaceda murieron durante un robo. La principal hipótesis es que por lo menos dos delincuentes irrumpieron en la vivienda en búsqueda de dinero, buscando una suma cercana a los 20.000 pesos que no hace mucho habría obtenido el dueño de la propiedad.
Con esa información, probablemente aportada por algún “datero”, los malvivientes entraron y, por razones que todavía no han sido especificadas, terminaron asesinando a Miguel y Liliana con un objeto contundente, por las heridas que presentaban los cuerpos.
A raíz de la complejidad de la causa, a cargo de la fiscal Andrea Rossi, se solicitó la presencia del jefe de Policía Científica de Mendoza, comisario Sergio Narváez, y junto a él agentes especializados del norte provincial.
De esa forma iniciaron las tareas periciales, mientras que los investigadores empezaron a trabajar para determinar qué sucedió, cómo y cuándo. La primera confirmación oficial fue en la tarde, cuando desde la Fiscalía descartaron la hipótesis del femicidio, tal como indicó una temprana versión.
Dos detenidos
Con el transcurso de las horas se reforzó cada vez más el homicidio en ocasión de robo como móvil del doble crimen. Y de esa forma aparecieron los primeros sospechosos que, pasadas las 20 horas, ya estaban a disposición de la fiscal.
Tras una serie de allanamientos realizados en el mismo barrio Nihuil y en el barrio San Rafael, la policía logró la detención de dos hombres de 33 y 34 años, ambos cuñados y uno de ellos con frondoso prontuario.

Conmoción
El crimen de Miguel Ángel y Liliana conmocionó a todos los vecinos del barrio Nihuil. No dudaron en afirmar, a quienes consultamos, que se trataba de excelentes personas, muy queridas en esa zona de nuestra ciudad.
Scalia, tras formar parte de una empresa distribuidora de gas envasado, encontró una salida económica en los panificados, que elaboraba junto a su esposa en la casa de calle Gutiérrez (entre Benielli e Inalicán). Padres de tres hijos, sólo Liliana vivía con ellos, mientras que los otros dos, un hombre y una mujer, por razones de estudio y laboral marcharon a otros puntos del país.
“Es una noticia muy triste, eran un matrimonio unido, excelentes personas”, comentó Ezequiel al cierre de esta edición.

Otra vez noticia
Rápidamente las características del caso del barrio Nihuil despertó la atención de medios provinciales y nacionales. Cuando todavía no cesa la repercusión por la muerte de Genaro Fortunato, San Rafael es nuevamente noticia por otro suceso violento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here