Guerra Fría entre el Gobierno y Moyano

El lunes desembarcará en Correo Argentino, una empresa 100% estatal, Gustavo Papini. No se trata de un simple empleado jerárquico. Contador de profesión, Papini es un ejecutivo de extrema confianza de Mario Quintana, el vicejefe de Gabinete y uno de los tres hombres más fuertes del Gobierno. La movida tendría un doble objetivo: por un lado darle un nuevo impulso a la empresa, la primera que estatizó Néstor Kirchner en 2003, cuando era propiedad nada menos que del Grupo Macri. Pero al mismo tiempo resulta un tiro por elevación a Hugo Moyano, el jefe sindical que en los hechos se quedó con el control de OCA, el gigante postal privado que en la década de 1990 pertenecía a Alfredo Yabrán.
La marcha sindical del último martes desencadenó el ataque de Macri sobre la cúpula del sindicalismo argentino. Acusa a los dirigentes de manejarse con políticas que atrasan 50 años e impiden la modernización de la Argentina. En un encuentro reservado, previo a la marcha, fue el propio Quintana el que le pidió a Moyano que dé marcha atrás con la medida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here