Hay fondos para áreas naturales de la provincia pero no llegan a San Rafael

Ayer se anunció que el Ministerio de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales, y la Unidad de Financiamiento Internacional (UFI), firmaron un convenio para fortalecer las áreas naturales protegidas de Mendoza. Lamentablemente, entre ellas no aparece Salinas del Diamante, una ANP ubicada en San Rafael y que tiene mucho potencial turístico, ya que se encuentra a tan sólo 8 kilómetros de El Nihuil.

El convenio se plasmó en un acta acuerdo del programa de mejoras de la oferta turística de municipios. Con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, se pondrán en juego acciones tendientes al crecimiento y fortalecimiento del sistema de áreas naturales protegidas (ANP). 

“Esto nos permitirá garantizar conservación, uso público, accesibilidad, gestión integral”, explicó el ministro Elizalde, quien detalló que el programa contempla las zonas de Puente del Inca y Aconcagua, de Las Heras; Caverna de las Brujas, Payunia y Llancanelo, de Malargüe; Divisadero Largo, de Ciudad; Laguna del Diamante, de San Carlos; y Manzano Histórico, de Tunuyán. Asimismo, Elizalde agregó que “cerca de un millón de visitantes las eligen anualmente y es urgente trabajar en ellas para garantizar tanto el uso público como el desarrollo del ecoturismo y el turismo alternativo”, sostuvo Guillermo Elizalde.

El acuerdo no contempla Villavicencio (reserva privada), Las Salinas, de San Rafael, el Parque Tupungato ni el Bosque Telteca, de Lavalle.

Hay que destacar, además, que Laguna del Atuel es área protegida desde 2012, pero no figura en el listado oficial.

Por su parte, el director de Recursos Naturales de la Provincia, Daniel Gómez, señaló que “en un segundo paso, la Provincia trabajará sobre otras áreas naturales que han quedado fuera de este primer financiamiento para colaborar con los Municipios en el desarrollo de nuevas acciones”.

Lamentablemente, San Rafael y El Nihuil deberán esperar una nueva etapa de este programa, a pesar de las necesidades que tiene la laguna. El año pasado se dio a conocer que tenía menos de la mitad de su extensión normal, por la falta de nieve en el glaciar del Atuel y la demora en los deshielos.

 

LA RESERVA

Las Salinas abarcan un área de 350 hectáreas. Los bañados y la laguna se forman por dos brazos principales y varios más pequeños del Río Atuel que divagan por la llanura al alcanzar la desembocadura de El Nihuil y La Salina. El objetivo de su protección es la conservación del humedal allí formado, así como de su importante riqueza piscícola (con importantes poblaciones de perca criolla, por ejemplo).

La vegetación en las tierras adyacentes corresponde a pastizales de junquillo y tupe en suelos arenosos sueltos. También pueden encontrarse arbustos bajos aislados de chirriadera y tomillo macho. Las aves acuáticas son la fauna representativa de la zona; se observan cisnes, vizcachas, liebres de castilla, piches, perdices y choiques.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here