Legislatura: discusiones conducentes y otras no tanto

Con la campaña proselitista con vistas a las elecciones de octubre en ciernes, la actuación de la clase dirigente es mirada con especial atención por parte de la ciudadanía.

Lógicamente, quienes quedaron ungidos como candidatos en las PASO de agosto recomenzarán –formalmente el próximo domingo 17 del corriente- a andar el camino para lograr la voluntad popular.

Asimismo, otros integrantes de la clase política jugarán su “partido” en las próximas semanas. Varios de ellos ya en cargos públicos, serán parte de la campaña en el marco de sus intereses partidarios. Algunos intentarán hacer valer su buena imagen para favorecer a los candidatos de su fuerza y otros lo harán para continuar en las estructuras de los poderes estatales.

En el marco de este fenómeno, el papel que juegan los actuales legisladores ha deparado más de una polémica. Concretamente, algunas voces indican que los integrantes de las cámaras legislativas están más preocupados en los mandatos futuros que en los actuales y que, en ese sentido, descuidan su trabajo.

Días atrás, una situación particular se vivió en el Senado provincial cuando la legisladora radical Daniela García y el representante de Libres del Sur Ernesto Mancinelli presentaron una manifestación de repudio a los dichos del vocero del obispado de San Rafael, José Antonio Álvarez, respecto a que el material de Educación Sexual que el Gobierno nacional reparte en las escuelas es un “veneno”.

Si bien la totalidad de los senadores se expresaron en contra de las declaraciones, integrantes del bloque justicialista pusieron reparos sobre el uso del término “repudio” y solicitaron que se reemplazara por la palabra “rechazo”. El pedido opositor inició una extensa discusión. “Demasiado tiempo para una cuestión semántica” consideraron algunas fuentes cercanas a la Cámara Alta provincial.

La discusión quizás no sea menor, pero evidentemente existen tópicos más trascendentes para la evaluación legislativa. Son estos últimos los temas que la gente exige que ocupen la agenda de sus representantes, los actuales y los venideros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here