Mentiras que matan

“La gran mayoría de los culpables ya está en el otro mundo, y eso lo hicimos nosotros”, sostuvo en una entrevista a la Agencia Judía de Noticias (AJN) Itshak Avirán, quien fue embajador del Estado de Israel en la Argentina entre 1993 y 2000, y estaba a dos cuadras de la AMIA el 18 de julio de 1994, el día del atentado a la mutual del cual este año se cumplirán dos décadas.

El ex diplomático fue cuestionado por el gobierno de Israel horas después de que sus palabras generaran una conmoción política y judicial en Argentina. De hecho, el fiscal que investiga el ataque a la AMIA, Alberto Nisman, firmó un pedido de declaración testimonial de Avirán para que explique sus dichos acerca de que los autores del ataque a la mutual judía en Argentina murieron por el accionar inconsulto de ese país.

El funcionario judicial aclaró que espera “escuchar a Avirán para que diga cómo le consta y quiénes son estas personas a las que teóricamente se habría enviado a otro mundo y que serían fundamentalmente los responsables del atentado”. 

En medio de esos movimientos, desde el gobierno de Israel salieron presurosos a desmentir la manifestación del ex embajador en un tono agraviante, inusual para el ambiente diplomático. 

“El individuo en cuestión (por Avirán), hace mucho que no está conectado a nada, no está al tanto de lo que pasa en Israel y ahora, por razones que desconocemos, formula declaraciones sin sentido que no son más que tonterías”, afirmó un alto funcionario en Jerusalén.

Si bien es verdad que Avirán hace rato está alejado de la función diplomática, está haciendo referencia a algo que ocurrió cuando se desempeñaba en nuestro país, sin mencionar que ese es el temperamento que el gobierno israelí ha adoptado en varias oportunidades en distintos países del mundo.

 Por lo que cabe preguntarse quién es el que miente.

Compartir
Artículo anteriorDiálogo y Vejez
Artículo siguienteMendocinos en el Dakar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here