Miradas

“Miradas limpias, limpian mirando”, dice una bella frase de José Narosky. No es lo mismo decir mirada limpia que ojos bellos. Los hay bellos que no tienen mirada limpia. Los hay comunes, intrascendentes, que reflejan tal pureza que nos ayudan a mirarlo todo con ojos purificados.
En su librito “Remansos… para seguir andando”, René Trossero nos ayuda a entenderlo cuando explica:
“Tus ojos no miran. Tus ojos no ven. Eres tú el que miras y el que ve con tus ojos. Por eso cuando miras te muestras, te expones a las miradas de los otros, porque a través de la ventana de tus ojos te asomas buscando lo de afuera, y, sin advertirlo, muestras lo de adentro.
A través de tus ojos te muestras tú con tu mirada, revelas tu corazón al que te mira. Por eso hablamos de miradas tristes y miradas alegres, miradas cariñosas y miradas llenas de odio, ‘miradas que matan’ y miradas que contagian vida, miradas que invitan al encuentro y miradas que provocan el rechazo, miradas que acarician y miradas que hieren, miradas temerosas y miradas atrevidas, miradas que piden y miradas que amenazan…
Por eso, cuando te asomas por tus ojos para mirarme, aunque no lo adviertas, y aunque no lo quieras, me estás hablando de ti mismo, con la palabra más sincera, la que no puedes desmentir con todas las palabras que me digas”.
Quizá nos haría bien rezar cada mañana esta breve plegaria que alguna vez escribiera un buen amigo:
“Ojalá, Señor, que mi mirada hoy no ensucie a nadie. Haz que sea pura, que sea leal, que sea comprensiva para con todos mis hermanos.
Quisiera que poseyera esa ingenua sorpresa del niño, esa límpida alegría del arroyito sereno; esa suave y honda serenidad del lago de la montaña.
Con los pies bien asentados en la tierra, hoy me propongo, Señor, con tu ayuda, mirar un poco más al cielo… no ese cielo lejano sino el que tengo aquí a mí alcance. El cielo de todas esas almas que tú viniste a redimir.
Pero para ello, Señor, límpiame la mirada. Señor, te lo ruego: que mi mirada hoy no ensucie a nadie…”.

 

¡Hasta mañana!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here