Picota

Para criticar los procederes del juez Ariel Lijo en la causa Ciccone, el vicepresidente apeló a la figura de la “picota” para graficar lo que a su criterio implica cierta discrecionalidad del magistrado. Textualmente, Amado Boudou afirmó que el juez pone “bajo la picota” a los imputados antes de decretar su procesamiento.

En realidad, la picota era un arma medieval usada por los alguaciles para exponer en uno de sus extremos la cabeza de los reos, a manera de advertencia para quienes pensaran en seguir su ejemplo.

De modo que la figura usada por Boudou apunta más que nada a describir su sensación, al margen de cualquier rigor histórico, acerca del destino que puede depararle el trámite judicial en curso, más parecido a una espada de Damocles que a la picota en cuestión.