¿Puede un análisis sanguíneo detectar antes una variedad de tipos de cáncer?

Un nuevo análisis genético de la sangre podría preparar el camino para una detección temprana de cánceres que con frecuencia resultan letales cuando se detectan demasiado tarde, sugiere un nuevo estudio.
El análisis busca en la sangre fragmentos de ADN liberados por los tumores cancerosos, explicó el investigador líder, el Dr. Victor Velculescu.
Al revisar en esos fragmentos de ADN las mutaciones encontradas en 58 genes “fomentadores del cáncer”, el análisis sanguíneo detecta muchos cánceres en etapa temprana sin dar falsos positivos en personas sanas, apuntó Velculescu, codirector de biología del cáncer en el Centro Oncológico Kimmel de Johns Hopkins, en Baltimore.
El análisis detectó los cánceres de colon, mama, pulmón u ovario en etapa 1 o 2 entre un 59 y un 71 por ciento de las veces al evaluar a 200 pacientes que ya se habían diagnosticado con cáncer, encontraron los investigadores.
El Dr. Len Lichtenfeld, subdirector médico de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), dijo que esta es una “investigación importante” que “nos lleva un paso más adelante en el camino a desarrollar un análisis sanguíneo que podría detectar el cáncer antes”.
Es prueba de concepto, dijo Lichtenfeld. “No es un análisis que estará disponible en un laboratorio clínico pronto”.
Para desarrollar un análisis genético de sangre para el cáncer, los investigadores deben encontrar formas de detectar las mutaciones en el ADN vinculadas con el cáncer al mismo tiempo que ignoran las mutaciones naturales e inocuas que ocurren en los humanos de forma regular, explicó Velculescu.
Velculescu y su equipo desarrollaron un escáner genético que en esencia “usa distintos fragmentos para crear una imagen del aspecto del ADN tumoral”, dijo Lichtenfeld. “Es lo que hace que sea tan elegante”.
El equipo de investigación creó un panel de 58 genes vinculados con el cáncer, y usó su escáner para buscar fragmentos de ADN tumoral en la sangre de 200 personas que se sabía que tenían cáncer.
En general, los investigadores detectaron más o menos un 62 por ciento de los cánceres en etapa 1 y 2.
El análisis detectó concretamente el cáncer de colon en etapa temprana el 71 por ciento de las veces, el cáncer de mama y de pulmón un 59 por ciento de las veces, y el cáncer de ovario un 68 por ciento de las veces.
La capacidad de detectar el cáncer de ovario en etapa temprana es particularmente necesaria, apuntó Lichtenfeld. Menos de uno de cada cinco cánceres de ovario se detectan temprano, cuando la tasa de supervivencia a cinco años es superior a un 90 por ciento. La mayoría se detectan cuando ya se han propagado, y entonces las probabilidades de supervivencia a 5 años son del 40 por ciento o menos, indicó.
Los investigadores también evaluaron directamente tejido canceroso extirpado a la mitad de los 200 pacientes con cáncer. Encontraron que un 82 por ciento de los tumores contenían mutaciones que se correlacionaban con los fragmentos de ADN encontrados en la sangre de una persona.
Los investigadores deben validar el análisis sanguíneo en estudios de mayor tamaño.

Compartir
Artículo anteriortapa 10-09-2017
Artículo siguientebella

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here