¡Qué mundo!

Las selfies se convirtieron en una gran parte de nuestras vidas, y es difícil de creer que sólo se hayan popularizado hace sólo unos pocos años. La gente se toma fotos de sí mismos prácticamente en todas partes, desde en la cima de rascacielos hasta en sus baños, e incluso hay gadgets y accesorios diseñados alrededor de las selfies. Pero las cosas han llegado a un extremo tal, que un artista ha decidido tomar una posición contra la locura de las selfies de una manera muy singular.
Stephanie Leigh Rose es la creadora de las “stefdies”. Estas “anti-selfies” se tratan puntualmente de la artista haciéndose la muerta en lugares aleatorios, muchos de ellos populares atracciones turísticas. Ella cae se tira al suelo, boca abajo, y finge que está muerta por un rato, mientras que alguien toma su foto.
La artista narra su inusual serie en Instagram, donde se la puede ver fingiendo su muerte en una variedad de lugares, desde el la torre Eiffel y el Museo del Louvre, en París, hasta el Golden State Bridge, en San Francisco.
Vivimos en una cultura obsesionada con la realidad virtual. Nada es lo que realmente es, especialmente en las fotografías. Todo es una “puesta en escena”. Todos somos simplemente jugadores”, dice Stephanie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here