¡Qué mundo!

Miquela Sousa, o @LilMiquela, como la conocen sus fans, se comporta como las típicas influencers de Instagram. Publica selfies, asiste a las fiestas y eventos más top de su ciudad, promueve ropa de diseño, y generalmente se esfuerza por crear la ilusión de un estilo de vida perfecto. Pero hay una cosa que la hace especial: no es una persona real, sino una modelo muy realista generada por computadora.
La cuenta de Instagram @LilMiquela fue creada el año pasado, pero ya tiene más de 250,000 fans, llamados “Miquelites”, que likean y comparten sus post, felicitándola por su belleza, habilidades de maquillaje y sentido del estilo. Hace todo lo que una estrella de las redes sociales podría hacer, excepto que no es humana.
Quien está detrás de la cuenta @LilMiquela sabe lo que está haciendo. No sólo la modelo CGI se ha convertido en uno de los usuarios más populares de Instagram, sino que también ha desembarcado en campañas de promoción de productos, e incluso inició su carrera como cantante. Su primer single se llama “Not Mine!” y puede escucharse en YouTube.