San Mundial

A pocos días del comienzo del torneo mundial FIFA 2014 en Brasil, el gobierno de nuestro país espera ansiosamente que la expectativa por el desempeño de la selección nacional de fútbol lo ayude a descomprimir la complicada situación económica y social del país.

La idea es, obviamente, que la atención de los argentinos estará centrada en los campos de juego del vecino país, sobre todo cuando juegue el equipo argentino. El temor lógico es que los resultados no lo acompañen y se vuelva antes de tiempo, lo que sumaría la frustración deportiva a los sentimientos encontrados de quienes intuyen un fin de ciclo complicado del kirchnerismo.

La cuestión, para bien de todos, es que haya algún motivo para festejar, más allá de los actos oficialistas por las fechas patrias y las inauguraciones de obras largamente anunciadas.

Compartir
Artículo anteriorSarcasmo
Artículo siguienteConducir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here