Tentación

“La mayoría de la gente desea verse libre de la tentación, pero le gustaría mantenerse en contacto”, escribió sagazmente Robert Orben. Algo de cierto hay en esto, pues la tentación es esencialmente seductora.
A ella alude Michel Quoist en su original librito de plegarias titulado “Oraciones para rezar por la calle”. Le acerco una muestra:
“No puedo más, Señor, estoy rasgado, agrietado. Desde la mañana estoy luchando con esta tentación que dale y dale, discreta, persuasiva, sensible o sensual, danza ante mí como una muchacha picante ante un barracón de feria.
Y ya no sé qué hacer, no sé adónde ir, me acecha, me sigue, me invade. Si huyo de una habitación me la encuentro sentada, esperándome, en la otra. Tomo un periódico y allí está escondida bajo las palabras de un artículo tonto. Salgo y topo su sonrisa detrás de un rostro desconocido. Giro la cabeza, miro a la pared y salta de un cartelón de anuncio. Vuelvo a casa para trabajar y ella duerme tranquila en mis carpetas y se despierta apenas toco mis papeles.
Desesperado meto mi pobre cabeza entre las manos, cierro los ojos para no ver nada… y la descubro más viva que nunca, instalada dentro de mí, como en su casa. Pues ella ha forzado la puerta de mi alma, se ha deslizado en mi cuerpo, en mis venas, hasta la punta de mis dedos, se mete por las rendijas de mi memoria, canta al oído de mi imaginación, toca mis nervios como la cuerda de una guitarra.
Ya ni sé dónde estoy, Señor, no sé siquiera si quiero este pecado que me guiña, si estoy huyéndolo o si corro hacia él.
El vértigo me agarra y el vacío me atrae como al imprudente alpinista que no puede ni seguir avanzando ni retroceder.
Señor, ayúdame”.
Esta última invocación a Dios es clave para enfrentar con éxito la tentación. Acudir a él es como aprender a mirar desde arriba el laberinto en el que uno se siente perdido. La palabra de Jesús en el huerto de los olivos sigue teniendo vigencia plena: “Estén prevenidos y oren para no caer en la tentación” (Mt 26,41). Vigilancia y plegaria siguen siendo para todos el mejor camino para triunfar.

¡Hasta mañana!

Compartir
Artículo anteriortapa 03-09-17
Artículo siguienteClub San Jorge

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here