A casi cinco años del adiós del Zoológico, cuánto cuesta mantener el Ecoparque cerrado

En el año 2016 el Zoológico de Mendoza cerró sus puertas para dar paso a un cambio de paradigma y transformarlo en un Ecoparque. Casi cinco años después, el predio sigue cerrado, mientras la gestión actual está concentrada en el traslado de los animales.

La transformación se impulsó tras la muerte de 70 animales en el 2016, lo que terminó con acusaciones y enfrentamientos por las condiciones del predio. Esa pelea se recrudeció aún más con el fallecimiento el oso Arturo y el traslado de la chimpancé Cecilia.

 

Los animales que quedan.

En su mensaje de apertura de sesiones, el gobernador Rodolfo Suarez le dedicó un escueto mensaje a la gestión del Ecoparque: «Luego de que en el año 2016 se sancionase la Ley de Ecoparque, venimos realizando un inmenso trabajo en lo que respecta al bienestar animal, fundamentalmente en gestionar y aplicar un plan de derivaciones para cambiar la realidad tanto del paseo como de los cientos animales que se albergaban en el mismo. Hoy podemos decir que ya son más de 1.300 los animales derivados a sitios y santuarios naturales para vivir dignamente».

 

Números

 

Si bien el presupuesto de la Secretaría de Ambiente representa el 1% de la pauta de gastos de toda la provincia, desde el 2017 a la fecha el gobierno provincial gastó unos 229 millones de pesos en la reconversión del Ecoparque. Estos números no contemplan el gasto en personal ni las obras de infraestructura que deberán realizarse para llevar adelante el proyecto integral para que pueda abrir nuevamente las puertas al público. Los datos se desprenden de un pedido de acceso a la información pública (ticket N° 1232364).

Desde el organismo que conduce Humberto Mingorance explicaron que el 80% de los recursos es para sueldos de personal y el resto tiene que ver con el costo de la seguridad del paseo y el valor de los alimentos de las especies que aún no han sido trasladadas.

 

Sin fecha de reapertura.

 

En detalle:

 

  • 2017: Crédito vigente, $15,9 millones, devengado; $13,4 millones (85% de ejecución)
  • 2018: Crédito vigente $58 millones, devengado; $46,9 millones (81%)
  • 2019: Crédito vigente $108 millones, devengado; $92,4 millones (85%)
  • 2020: Crédito vigente $82 millones, devengado; $70,3 millones (86%)
  • 2021: Crédito vigente $91,6 millones, devengado $3,3 milones (4%)

 

Situación actual

 

Cuando comenzó la reconversión se tuvo que elaborar un plan de derivación con ciertos protocolos. Recién a principios de 2017 se creó el Consejo Consultivo del Ecoparque compuesto por organizaciones ambientalistas, entre otros, para asesorar y auditar los movimientos que se realizan de los animales.

Luego se creó el Plan de Adopción Responsable, que el año pasado se vio interrumpido por el impacto de la pandemia.

Hasta la fecha se han derivado alrededor de 1.300 animales, incluyendo los del plan de adopción y los exóticos, entre otros. Actualmente el paseo cuenta con más de 1.400 que viven en el exZoo. El número es importante teniendo en cuenta que aún no está finalizada al 100% la separación de especies, de manera que en algunos casos se siguen reproduciendo.

 

Sin fecha de apertura

 

Cuando se inició todo el proceso, la idea era que el Ecoparque pudiera abrir sus puertas en el 2019. Sin embargo no se llegó con los tiempos y hasta el momento no hay una fecha de apertura o de inicio del proyecto integral por una cuestión presupuestaria. Esto teniendo en cuenta que el gasto prioritario del Ejecutivo está centrado en atender la segunda ola del coronavirus que azota a la provincia y al país.

 

Portal ambiental

 

El proyecto para dar inicio al “portal ambiental” ya fue concursado y está listo para llamar a licitación una vez que se cuente con los fondos. La idea ganadora fue de  los arquitectos Guillermo Lesch y Leticia Alfaro y apunta a dejar de lado el concepto de los animales enjaulados.

 

Qué incluye

 

  • Construcciones de acceso al público, con una nueva recepción.
  • Un auditorio.
  • Una biblioteca
  • Área de restaurante
  • Oficinas administrativas
  • Talleres.

La propuesta arquitectónica se basó un área para contemplación y puesta en valor patrimonial, un espacio lúdico con nuevas tecnologías –especialmente pensado para chicos y jóvenes–, un área de pueblos originarios, otra destinada a la puesta en funcionamiento de energías limpias y renovables, un área para prácticas sustentables y otra de bienestar animal, con un centro de rehabilitación y centro de conservación.

 

 

Fuente: El Sol