A la cárcel el joven acusado del crimen de “Nano” Roldán

Brandon Campillay, quien había sido detenido en San Rafael el pasado martes, fue imputado por el crimen de Joaquín “Nano” Roldán, sucedido durante la madrugada del domingo después de una fiesta clandestina que se desarrolló en el barrio Soeva de Guaymallén.
La fiscal Claudia Ríos, en subrogancia de Gustavo Pirrelo, con los elementos probatorios que recabó durante la primera etapa de la investigación, acusó a Campillay del delito “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” y resolvió enviarlo a la cárcel hasta tanto se sustancie la audiencia de prisión preventiva.
En principio, señalaron fuentes investigativas, Campillay es el único sospechoso del crimen de Roldán, a pesar de que existen hipótesis respecto a la participación de otros sujetos, entre ellos menores de edad. De ser comprobado, la situación de Brandon podría complicarse, pues la participación de menores es un agravante. Hasta ahora, lo único concreto son los elementos que existen contra Campillay.
Cabe recordar que después de conocerse el dramático desenlace de la pelea en el barrio Soeva, con la muerte de Roldán en la madrugada del lunes tras recibir un disparo en el abdomen, los trabajos de la Unidad Investigativa de Guaymallén apuntaron a que el supuesto homicida, Campillay, se había tomado un colectivo con destino a San Rafael.
En virtud de lo anterior, en nuestro departamento tomaron cartas en el asunto policías de Investigaciones, quienes localizaron al joven en la casa de su madre, ubicada en la costa del canal Babacce, en Cañada Seca. Allí medió la pareja de la progenitora del chico, quien finalmente se entregó.
El crimen de Roldán se habría suscitado luego del enfrentamiento entre dos bandas juveniles, cuyos integrantes coincidieron en la denominada “Fiesta de los Cubanos”, organizada a través de redes sociales. El violento encuentro se produjo en la esquina de calles Pedro Molina y Servet, donde Campillay habría manipulado un arma de fuego con la que disparó contra Roldán, de apenas 15 años.
Luego del homicidio, en Facebook y Whatsapp, allegados a Campillay y amigos de Roldán se cruzaron estremecedores mensajes, en los que imperaron las amenazas y hasta las burlas por la muerte de “Nano”, situación que la fiscal también está investigando.

Marcha por “Nano”
Ayer en la mañana, amigos y familiares de “Nano” Roldán se convocaron en la plaza Independencia de la Ciudad de Mendoza para pedir “Justicia por Joaquín”, a días de haber sido asesinado y luego de conocerse la detención de Brandon Campillay.
“Para pedir cadena perpetua” rezaba la convocatoria que circuló por Instagram, Facebook y Whatsapp, las redes donde más tiempo permanecen los adolescentes, protagonistas en esta sangrienta historia.