A los 38 años, murió el príncipe Azim, hijo del polémico sultán de Brunéi

A los 38 años murió el príncipe Haji ‘Abdul’ Azim, sexto hijo del sultán Hassanal Bolkiah y Mariam Aziz, segunda esposa del monarca de Brunéi. Según la televisión pública del país, ya fue enterrado en el mausoleo real de Bandar Seri Begawan, donde reposan varios sultanes y los miembros de la Familia Real. Además, fueron decretados siete días de luto en el que todas las banderas del país deberán ondear a media asta y quedan suspendidos los eventos de entretenimiento o celebraciones. Por el momento no se hicieron públicas las causas de la muerte.

El príncipe Azim tenía once hermanos y era el cuarto en la línea de sucesoria de este sultanato asiático regido desde hace 53 años por Hassanal Bolkiah que, a los 74 años es el monarca que más tiempo lleva en el trono por detrás de Isabel II de Inglaterra. Su madre es la segunda esposa del sultán, una azafata de la línea Royal Brunei Airlines que se convirtió en princesa al casarse en 1981. Se divorciaron tras 22 años de matrimonio con cuatro hijos en común, siendo Azim el mayor de todos.

Se trataba de uno de los príncipes de Brunéi más conocidos, junto con su hermano pequeño Mateen que, con 29 años es todo un influencer. Haji ‘Abdul’ Azim se formó en Reino Unido en Leighton Park School y en Oxford Brookes University. Aunque comenzó su formación militar, no llegó a finalizarla ya que sus intereses iban por otros derroteros. El cine era una de sus grandes pasiones y llegó a producir en 2014 la película You are not you, que narra la lucha de una mujer contra la enfermedad de Lou Gehrig, y Dark Place, un filme de misterio protagonizado por Charlize Theron.

Brunéi es un pequeño estado del sudeste asiático situado en la isla de Borneo con grandes reservas de petróleo y gas que lo convierten en uno de los países más ricos del mundo. Además de tener una de las rentas per cápita más altas del mundo, su casa real también se caracteriza por una gran ostentación y fastuosidad, de la que  hacen gala en cada una de sus celebraciones.

El reinado del sultán fue muy cuestionado por aprobar leyes que vulneran los Derechos Humanos y tras anunciar un endurecimiento de las penas contra los homosexuales, el sultán de Brunei se convirtió en el objeto de una campaña en la que famosos como George Clooney o Elton John pedían boicotear hoteles como el Dorchester, escenario de las famosas fiestas de su hijo, o el Plaza Athénée de París, donde muchos asistentes a la Semana de la Moda de la capital francesa decidieron dejar de alojarse.

Sin embargo, el príncipe Azim nunca se involucró en los negocios de su padre y siempre se codeó con estrellas de Hollywood y mostró una gran conciencia social, en especial en lo referente a la inclusión de las personas con discapacidad.

El boicot se reavivó cuando el año pasado Brunei empezó a castigar con lapidación a los homosexuales. Azim se convirtió entonces en un arma contra el sultán por su supuesta homosexualidad. “Es tan hipócrita. El hijo de este tipo es una loca y ahora promulga una ley para lapidar a los gays”, protestaba el bloguero Perez Hilton en un video en el que aseguraba haber pasado tiempo con el príncipe.

La revista Newsweek, por su parte, publicó un artículo recordando la amistad del hijo del sultán con famosos comprometidos con la defendsa de los derechos de la comunidad LGTB como Mariah Carey o el esquiador Gus Kenworthy, asistente junto su novio, el actor Matthew Wilkas, al cumpleaños del príncipe Azim de 2016.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorSigue cayendo la producción industrial: 6,9% en septiembre
Artículo siguienteCenso de cóndores: “El Cañón del Atuel es muy importante para ellos”