A un año de la condena por el crimen de Roxana Toledo

Sus hijos se encuentran unidos tratando de rehacer su vida

A un año de la condena que recibieron los implicados en el asesinato de Roxana Toledo (37) y a casi dos años del hecho, los 4 hijos de la mujer se encuentran unidos y fortalecidos, y aunque tristes por la ausencia de su madre, han logrado continuar adelante.

Es que hace un año, los hermanos se fundían en un abrazo ante los ojos expectantes de quienes presenciaban el juicio que condenó a Marcos Forconi (24), quien se responsabilizó de disparar el arma y recibió la pena mayor, como autor responsable del delito de homicidio en ocasión de robo, con 24 años de prisión, mientras que su hermano Guido (30) como coautor fue condenado a 19 y a Juan Carlos Bravo (35) sentenciado a 12.

“Nosotros estamos bien”, expresó con una vos apacible Lucas Toledo (18) a FM Vos (91.5). El valiente joven aceptó una entrevista para nuestro medio en la que contó además que el triste hecho los mantiene unidos.

“Nos duele el día a día pero hemos podido salir adelante”, agregó el hijo de Roxana quien también contó que hoy vive con su hermana Karina Toledo (22) y sus otros dos hermanos de 14 y 13, junto a su tía, una de las hermanas de Roxana.

Lucas y Karina se dedican a trabajar, mientras que sus hermanos menores siguen estudiando. “Pude terminar el secundario afortunadamente con buenas calificaciones pero ahora estoy dedicado al trabajo”, aseveró y agregó que quiere seguir estudiando aunque será más adelante.

El hecho

Roxana Toledo murió de un disparo en un asalto ocurrido el 16 de abril de 2015 alrededor de las 22 en la intersección de la avenida Alberdi y Balcarce, cuando regresaba junto a una compañera de General Alvear, con la recaudación de la panadería Belén de la cual eran empleadas.

Los delincuentes le dispararon a Toledo, para luego escapar con 5.000 pesos. La mujer fue trasladada al nosocomio local al que llegó sin vida ya que la herida fatal se produjo en la arteria aorta. Diversas investigaciones hicieron que la policía encontrara el vehículo en el que se trasladaban los delincuentes en la vivienda de Juan Carlos Bravo, quien hacía poco había salido de la cárcel.