Abanderada universitaria a sus 45 años

Cecilia, que a sus 45 años tiene una familia y una vida ya formada, eligió el camino de la formación académica nuevamente y gracias al fruto de sus estudios alcanzó los mejores promedios de FESAT.