Abusos en Las Paredes: se espera que el último detenido llegue a San Rafael este lunes

La causa por la que se investigan múltiples abusos intrafamiliares en Capitán Montoya (Las Paredes) tendrá hoy un capítulo importante, ya que se prevé el arribo del joven detenido la semana pasada en Villa La Angostura.
Tras una autorización de la Justicia de Neuquén a partir de un pedido de la Justicia local, una comisión policial sanrafaelina viajó hasta la provincia patagónica a concretar el traslado del sospechoso y ponerlo a disposición del fiscal Javier Giaroli, a cargo de la investigación.
La denuncia es aberrante: tres hermanos habrían abusado de sus otros hermanos (al menos 6) en forma sistemática y por un período no menor a los 10 años.
Cabe recordar que “la punta del hilo” para avanzar en la investigación fue la manifestación de un niño a su madre el 31 de diciembre pasado, cuando le dijo que sentía dolores en sus partes íntimas. Una serie de datos recabados posteriormente a los dichos del menor llevó a la conclusión de que había sido abusado sexualmente y que esa era una práctica habitual por parte de los tres imputados hacia el resto de sus hermanos.
Será muy importante, para lo que viene en la causa, el testimonio en cámara gesell de los menores involucrados en esta aberrante historia. Con esos elementos Giaroli confía poder avanzar contra dos de los tres imputados, pues uno de ellos –al momento de los hechos– tenía menos de 16 años, por lo que es inimputable ante la legislación penal.
La carátula de la causa es “abuso sexual agravado con acceso carnal, por ser en perjuicio de un hermano, por encontrarse encargado de la guarda y por ser en perjuicio de un menor de 18 años aprovechando la convivencia preexistente, en una cantidad indeterminada y en concurso real”.

“Chacal” de
Rama Caída,
con domiciliaria
La otra causa relacionada a sistemáticos abusos intrafamiliares tiene como imputado a Rodolfo Martínez (70), acusado por sus hijas de haber abusado de ellas y dos de sus nietas durante una década.
Tras sufrir una descompensación cardíaca que generó su internación en el hospital Schestakow, Martínez fue beneficiado con el arresto domiciliario y deberá cumplir una serie de requisitos impuestos por la Justicia, entre ellos la prohibición de acercamiento a sus denunciantes.
Desde que se conoció el caso, el septuagenario se encontraba detenido en la Subcomisaría de Rama Caída, pero sus condiciones de salud impidieron que cumpla arresto en una dependencia o en la penitenciaría, razón por la que se le concedió la prisión domiciliaria.