Adopción: controlarán a jueces para que se cumplan los plazos

La Suprema Corte de Justicia tiene previsto implementar a partir del año que viene un sistema para controlar que los jueces de Familia cumplan con los plazos establecidos en el nuevo Código Procesal de Familia y se agilicen los procesos de adopción.

Con una herramienta informática que está en diseño y con una acordada que está en un proceso de elaboración, el  magistrado que demore más de lo establecido por la Ley -no deben ser más de 90 días- recibirá un llamado de atención del máximo tribunal mendocino y si su accionar es grave, puede ser sometido a un Jury de Enjuiciamiento.

El ministro Julio Gómez explicó que a través de un sistema de alertas, la Corte podrán hacer un seguimiento de las causas y hacer llamados de atención en los casos en los que se vea una dilación en la aplicación del Código Procesal de Familia, para los tiempos que establece en la adopción.

“Actualmente estamos trabajando en la capacitación de los jueces de Familia, como también del personal administrativo y se están haciendo las adaptaciones al sistema informático del Poder Judicial para poner énfasis en una auditoría de estos procesos”, aseguró el magistrado.

Por otro lado, Gómez destacó que esta vigilancia comienza desde que el Poder Ejecutivo, a través del Órgano Administrativo Local (OAL), fija la medida de excepción de separar a los niños de sus familias de origen y es un juez el que hace un control de esa disposición.

Gómez también comentó que se están fijando cinco audiencias orales diarias en los juzgados de Familia en donde se pretende dar resolución a los distintos temas, entre ellos los conflictos en donde hay violencia de género o situaciones de maltrato intrafamiliar.

“El sistema de alertas va a ayudar en los juzgados”

La implementación de un sistema de alarmas sobre los plazos en los que se deben dictar resoluciones o medidas en un juzgado de Familia, a través de la modernización informática, fue bien recibida por parte de los jueces que intervienen en la Comisión de Aplicación del Código Procesal de Familia.

Así lo expresó el camarista de Familia Germán Ferrer, quien además es vocal de la Asociación de Magistrados. “Hay una preocupación por todo el Poder Judicial de que se vayan acelerando los tiempos. En esta primera instancia se está capacitando a todo el personal, tanto jueces, como Asesores de Menores en una aplicación homogénea para cada juzgado y para que también los abogados puedan implementarlo de la misma manera”, señaló.

Respecto de las posibles sanciones que podrían aplicarse a un magistrado que no cumpla con los tiempos del nuevo Código, Ferrer afirmó que «se debe ver de qué manera se establecen los apercibimientos. Hay una realidad, faltan nombrarse nuevos jueces y además estamos en un proceso de reorganización del trabajo con los tribunales de gestión asociada”. Y advirtió: “Una cosa es que haya demoras propias operativas y otra cosa es que haya negligencia, hay que analizar bien cada caso”.

Asimismo recalcó: “Entendemos que hay voluntad también desde el Poder Ejecutivo en que haya nuevos nombramientos en la Justicia, por eso, a las reformas debemos acompañarlas de presupuesto, que es lo que no siempre se da en la realidad.

Los jueces de Familia bajo la lupa

La diputada Marcela Fernández, impulsora de la Comisión del Control de Adopciones en la Cámara de Diputados, opinó que “esta noticia tiene un espacio positivo. La crítica es que el Código Civil ya existía y establecía los plazos, y quiero creer que a los jueces no les falta un sistema para hacer cumplir la Ley”.

Fernández aclaró que, más allá de que se implemente este sistema de control interno, “vamos a seguir colaborando y de hecho nos estamos reuniendo todos los lunes con los Equipos Técnicos Interdisciplinarios para que nos informen sobre las medidas de excepción y en qué estado están”.

“El próximo 4 de julio ya vamos a tener niños que pueden tener la declaración de adoptabilidad y vamos a tener un panorama para consultarle a los jueces qué pasa en cada caso”, adelantó.

Por último disparó: “Hoy tenemos un Código Procesal de Familia y una Ley de Niñez que establece plazos. Yo quiero saber qué estaban haciendo los jueces cuando había un Código Civil en vigencia sin poder cumplir los tiempos y dejando a los chicos crecer en los hogares, cuando sabemos todos los efectos que tienen en los niños pasar sus años en estas instituciones”.

Fuente: El Sol