Afirman que se pierde el 40% del agua potable que se produce

Alrededor de un 40 por ciento del agua potable que se produce en la provincia se pierde por dos causas: las redes deficientes y el derroche de los usuarios. Por ello se busca instalar medidores para determinar excesos en el consumo de agua y poner multas.
Al respecto, dialogó con FM Vos (91.5) Juan Pablo Eraso, director de Aysam. “Es una preocupación el consumo desmedido de agua potable, tenemos una pérdida en red y por derroche de alrededor del 40% del agua potable que producimos, y en una situación de crisis hídrica se ha puesto el acento en optimizar el uso del recurso, ya sea por concientización o por sancionar el derroche”.
El funcionario, oriundo de San Rafael, dijo que “estamos avanzando en principio en el Gran Mendoza, para tener macro y micromedidores con los que se tendrá un diagnóstico más acabado del sistema. Muchas de esas pérdidas ocurren por deficiencias en redes obsoletas y otro tanto por el derroche, tratamos de abarcar ambos problemas, se necesita una fuerte inversión”.
El proyecto para medir el agua no contabilizada tiene varias etapas y recién se está formulando. “Esto no lo va a ver esta gestión, la idea es que lo sigan otras gestiones y se trate de una política de Estado el uso del recurso, ya que más que crisis hídrica, Irrigación habla de sequía, es una cuestión que vino para quedarse”.
En cuanto a la situación en San Rafael, Eraso dijo que “el porcentaje es similar al de Gran Mendoza. La cantidad de multas son similares también e inspectores tenemos dos nada más, pero cualquier empleado de Aguas Mendocinas que advierta un derroche puede tomar nota de esta situación y los vecinos pueden colaborar mandando su denuncia”.