Agradecimiento

Tengo el agrado de dirigirme a Uds.con el fin de solicitarles tengan a bien publicar el siguiente mensaje. Espero que la gente de San Rafael pueda interpretar este agradecimiento público y sentir el orgullo de vivir en ese lugar maravilloso. Gracias por su atención, saludo atte.

Pasamos una semana con mi familia en San Rafael, presenciamos el Dakar, y conocimos una gente espléndida en las Dunas de El Nihuil. De no haber sido por ellos no habría podido disfrutar de este evento. Adrenalina, emoción y, sobre todo, la calidez de los sanrafaelinos. Nunca imaginé encontrar una amistad tan sana y desinteresada. Estamos en deuda con esta gente hermosa. 

Llegamos a estos inmensos arenales un día antes de que pasara el Dakar buscando un espacio para volver al otro día. Con un kayak en el techo del vehículo, un salamín y un pan casero, en el medio de las dunas. Si volvíamos a buscar las cosas para acampar, ya no íbamos a poder llegar al lugar pretendido. Entonces, estos muchachos me dicen sin siquiera conocerme: Quedate, si acá tenemos todo, no te hagás problema que nos arreglamos entre todos. Esto fue fabuloso. 

El recorrido que hicimos tanto a la ida como a la vuelta va a ser inolvidable para mí y mi familia.  

A todo esto, un día antes que nos viniéramos a Comodoro, nos hicieron un asadazo de despedida. La verdad, algo que no lograremos olvidar jamás. 

Quiero agradecer mediante estas letras a : Piri Boschin, Gabriel Lomoro, el Cordobés Diego (asador de primera), a Julio (peladito), al Porteño, y a Vivian, que llegó de Mendoza. A todos ellos, con sus respectivas familias, un millón de gracias. Gente hermosa que espero que alguna vez nos visiten acá en el Sur Patagónico para disfrutar de un buen corderito al asador.  Felicitaciones por su tierra y su gente.

Roberto Altamirano 

y familia