Agroexportación

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) informaron ayer que en abril las empresas del sector liquidaron USD 3.031,4 millones.

En el primer cuatrimestre el sector ingresó así al país un total de USD 9.745,5 millones, ratificando su condición de principal sostén de la recomposición de reservas del Banco Central y de la política cambiaria y anti-inflacionaria del Gobierno, consistente en que el valor oficial del dólar (al que se liquidan las operaciones de comercio exterior) suba menos que los demás precios de la economía, de modo de “anclar” la tasa de inflación, hasta ahora con pobres resultados.

El sector agroexportador, del que el Gobierno suele quejarse porque transmite al mercado interno la presión del aumento de los precios internacionales de los alimentos (algo que la diputada kirchnerista Fernanda Vallejos consideró “una maldición”) permitió que en marzo y abril el BCRA compre USD 2.976 millones de dólares. Sin ese flujo de divisas, la posición del Central sería más endeble, resultaría en presión devaluatoria y, por ese canal, una presión mayor, no menor, sobre los índices de inflación.