Ahora los candidatos mendocinos deben tener su Ficha Limpia

El proyecto de Ficha Limpia, que fuera impulsado por María José Sanz y José Orts (UCR), obtuvo sanción final en la Cámara de Diputados, por lo que Mendoza ya cuenta con una ley que impedirá a quienes sean condenados por delitos de corrupción, contra la libertad y la integridad sexual, entre otros, ser candidatos a cargos electivos u ocupar funciones públicas.

La ley fue aprobada por mayoría de votos y establece además que los partidos políticos o alianzas electorales deberán exigir a todos sus precandidatos y candidatos el Certificado de Antecedentes Penales que acompañará la presentación de listas. De no hacerlo, tendrán 24 horas para su presentación o reemplazo del candidato, bajo riesgo de que la lista no pueda participar de las elecciones.
Surgida de tres iniciativas que tenían como fin modificar la Ley Orgánica de Partidos Políticos y la Ley Electoral, Ficha Limpia había obtenido sanción inicial en la Cámara Baja el 16 de septiembre. Sin embargo, tras las modificaciones introducidas en el Senado, el proyecto volvió a la Cámara Baja, donde finalmente ayer se convirtió en ley.
Juan Carlos Jaliff, senador de la UCR, expresó a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael que “en el Senado lo revisamos el proyecto para incorporar algunos delitos, que los partidos políticos exijan a sus candidatos no estar condenados en primera instancia de una serie de delitos”. El legislador destacó que esta ley mendocina no se queda solo con la exigencia de este Ficha KLimpia para cargos ejecutivos, sino que amplió esos parámetros.
Además defendió que se estipule que sea en condena en primera instancia y no en firme como pedía el PJ porque eso en Argentina, por los tiempos que demoran los juicios por corrupción, sería como dejar sin efecto esta ley.
En líneas generales, se incorporaron más delitos a las limitaciones para poder ser candidato a un cargo electivo, “como el homicidio simple, como todas las agravantes del homicidio, como el homicidio culposo agravado por conducción indebida cuando una persona ha ingerido sustancias, alcohol, o por exceso de velocidad, con abandono de persona, como el homicidio como resultado de riña o la privación ilegítima de la libertad, la desaparición forzada de personas, la tortura, cuando una persona encargada de un menor de 10 años no lo presenta a sus padres o tutores cuando lo fuera requerido. La explotación por trabajo infantil, la coacción, las amenazas agravadas, el robo seguido de homicidio, la extorsión y el secuestro extorsivo, fraude a la Administración Pública, y un capítulo que también se incluye son los delitos contra los poderes públicos y el orden constitucional”.
Además, se sustituyó la exigencia de que el juicio sea oral y público, disponiendo que fuera en juicio penal, contemplando de esta forma los juicios abreviados.