Alcohol al volante: ¿sí o no?

El fin de semana pasado deparó varios siniestros viales en nuestra provincia, algunos de ellos fatales, en los que el consumo de alcohol fue protagonista, y generaron amplia repercusión entre la comunidad y las autoridades que intentan paliar la siniestralidad vial.
Una de las iniciativas que volvió a visibilizarse esta semana es el proyecto de la diputada provincial sanrafaelina Hebe Casado (Pro) que pretende instaurar la «tolerancia cero» de alcohol en los conductores de vehículos en la provincia.
Según Casado, el proyecto –que busca bajar de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre a 0– se presentó hace dos meses teniendo en cuenta que la ciudadanía “parece no tomar conciencia de no conducir en estado de ebriedad o con alcohol en sangre”. La legisladora abogó por que la iniciativa “esta vez tenga un despacho favorable, ya que en otras oportunidades se han presentado proyectos de las mismas características y han sido archivados”.
Del otro lado de la polémica, el gerente de la Unión Vitivinícola Argentina, Sergio Villanueva, defendió la industria que representa y expresó su oposición tildando al proyecto de «exagerado» y de «posición demagógica». «La política ni la dirigencia se mete con temas centrales, como son: el negocio de la noche; el negocio del alcohol, con sus delivery; y la industria del alcohol induciendo a los jóvenes a beber».
La discusión no es nueva y se reaviva cada vez que los siniestros causan el dolor de las pérdidas humanas. Un punto medio que no mencionaron los protagonistas de este nuevo entredicho lo planteó el Observatorio Vial Latinoamericano recientemente: “En los países en los que se redujo el límite máximo sin que se mejoraran los controles, la medida no arrojó resultados favorables en el largo plazo. En cambio, en países en los que los límites son aún superiores a los de Argentina, pero en los que el control es estricto y la reincidencia es severamente penada, los ratios de siniestralidad han bajado considerablemente”.
¿Habrá allí un comienzo de solución a la problemática y un fin a la discusión?