Alerta Mundial: Francia sumó su segunda víctima fatal por coronavirus

CORRECTION-VIETNAM-HEALTH-VIRUS

Un paciente contagiado con coronavirus murió y se convirtió en la segunda víctima mortal en Francia, donde en las últimas horas se registraron tres nuevos contagios, entre ellos el fallecido, informaron hoy las autoridades sanitarias.

La víctima es una persona de 60 años que ingresó anoche en el hospital parisiense de la Pitié-Salpêtrière en un estado “gravísimo” y que murió a las pocas horas, indicó a la prensa el director general de Salud Pública, Jérôme Salomon.

Francia registró el 15 febrero la primera víctima mortal en Europa por el coronavirus, un turista chino de 80 años que también fue hospitalizado en la capital, y un total de diecisiete personas ya fueron diagnosticadas de COVID-19 hasta ahora en Francia.

Uno de los dos nuevos casos detectados durante la noche es un francés, de 36 años, procedente de la región italiana de Lombardía y que se encuentra ingresado en Estrasburgo, en el este de Francia, en un estado que no reviste gravedad, publicó la agencia de noticias EFE.

Salomon indicó que las autoridades sanitarias están analizado a las personas que entraron en contacto con él.

El decimoséptimo caso de contagio en Francia es un paciente de 55 años que llegó al hospital en estado “grave” en Amiens (norte), según el director general de Salud Pública.

Por otro lado, los clientes de un hotel de Baune, en el centro del país, permanecen aislados en el edificio hasta conocer los resultados sanitarios de otro de sus ocupantes, procedente de Hong Kong, que presentaba síntomas de esa enfermedad.

Los alumnos de un colegio de Courbevoi, cerca de París, que permanecían bajo vigilancia tras un viaje a Lombardía, han dado negativo.

Francia tiene activado un plan de prevención contra el coronavirus, con 70 centros hospitalarios repartidos por todo el territorio para el diagnóstico y tratamiento de los pacientes contagiados.

Al respecto, la oposición criticó que el gobierno no haya tomado medidas excepcionales tras la aparición de un foco en el norte de Italia.

La líder ultraderechista Marine Le Pen pidió el cierre de la frontera con ese país, algo que, por ahora, no recomiendan las autoridades comunitarias.

En tanto, varios alcaldes del sureste del país consideran que el Ejecutivo debió impedir la llegada de aficionados de la Juventus de Turín, unos 4.000, que asistirán esta noche en Lyon a un partido de Liga de Campeones.