Alumnos solidarios de Goudge hicieron un parque infantil para niños especiales

En el distrito sanrafaelino de Goudge, estudiantes de nivel secundario de la escuela 4-101 El Nevado realizaron una tarea solidaria que merece ser destacada y valorada. Se trata de una idea que comenzó hace más de dos años y que pudieron materializar luego de limpiar un predio para que los chicos especiales tengan actividad física. Llevaron juegos y realizaron varias mejoras.
El problema es que a pocos metros del edificio de El Nevado funciona la escuela 2-051 Marta Capitanelli De Sánchez, en la que concurren chicos con capacidades especiales. El problema es que ésta no tiene patio, ni contaba con un espacio para que los alumnos realizaran actividad física, por lo que debían hacerlo directamente en la calle, con todos los riesgos que eso implica.
Este sueño seguido por los chicos de 5º de El Nevado finalmente se concretó y pudieron inaugurar el “Parque Infantil 5to Plott” dentro del predio del establecimiento educativo. La docente a cargo del proyecto, Nahir Casado, brindó detalles a Diario San Rafael: “Este proyecto se inscribe dentro de la currícula. Se pusieron a trabajar desde mayo en la preparación de distintos juegos utilizando especialmente materiales reciclados, a fin de generar conciencia sobre la importancia de éstos, que muchas veces terminan generando basura”.
En el predio los alumnos realizaron una cancha de futbol tenis, una cancha de tejo, tres columpios, un tobogán, caballitos de madera y además acondicionaron el predio y confeccionaron el cartel de orientación del parque. “Hasta realizaron el logo de ‘Parque Infantil 5to Plott’. Le dedicaron muchas horas, no solamente en la mañana durante el cursado, sino que también fueron largas tardes”.
La docente destacó: “Estos alumnos se presentaron y ganaron en la farándula, y lo admirable es que sin dudarlo, con el dinero que obtuvieron del premio, compraron el tobogán que hoy luce este parque”.

El proyecto original
Los propios alumnos que plasmaron este parque, hace dos años participaron del Concejo Deliberante Estudiantil, en el cual se aprobó un proyecto para realizar mejoras en un predio contiguo a la escuela. Sin embargo, a pesar de haber obtenido el visto bueno del Concejo Deliberante, nunca se ejecutó.
Luego se llevó a cabo un concurso que implicaba juntar botellas vacías y la escuela que más acumulara recibiría juegos especiales. Aunque los chicos de El Nevado juntaron más de 400 mil botellas y ganaron el concurso, nunca pasó nada.
No obstante estos avatares, nada los detuvo y los alumnos de esta escuela especial hoy puedan disfrutar de un espacio.