AMIA: última audiencia antes del dictamen contra el Estado argentino

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) convocó para el lunes a una audiencia de alegatos, último paso antes de que el organismo dictamine sobre la responsabilidad internacional del Estado argentino por la «falta de prevención del atentado a la AMIA, el desvío y encubrimiento de la investigación, la denegación de justicia y la falta de verdad».

La CIDH convocó a la audiencia -en la que estarán presentes representantes del Estado- a partir de un pedido de Memoria Activa y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

Se trata de la audiencia de alegatos, último paso antes de que la Comisión dicte el informe de admisibilidad y fondo y declare la «responsabilidad internacional del Estado argentino por la falta de prevención del atentado, el desvío y encubrimiento de la investigación, la denegación de justicia y la falta de verdad», informó el CELS en un comunicado.

Luego de esto, el caso deberá pasar a ser tratado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Hace 20 años, en 1999, los familiares y amigos de las víctimas del atentado a la AMIA nucleados en Memoria Activa denunciaron la responsabilidad de la Argentina por la falta de respuesta y por las irregularidades manifiestas para encubrir el atentado que ya eran públicas.

El pedido de Memoria Activa y el Centro de Estudios Legales y Sociales responde también al «incumplimiento» del Estado de los compromisos asumidos en 2005, con el decreto 812/05.

Mediante ese decreto, con fecha 12 de julio de 2005, se aprobó el Acta suscripta el 4 de marzo de ese mismo año en la CIDH, por medio de la que el PEN reconoció la responsabilidad internacional del Estado y se propuso una serie de medidas para garantizar la investigación del atentado ocurrido el 18 de julio de 1994.

Luego de que se conocieran los detalles por el pago ilegal a Telleldín y el TOF3 anulara la investigación del ex juez Galeano en 2004, el Estado argentino reconoció su responsabilidad internacional con la firma de un acta y del decreto 812/05.

«Sin embargo, a 25 años del atentado los familiares siguen sin respuestas y el Estado no avanzó en la agenda de reformas institucionales comprometidas para evitar que hechos como estos se repitan», señala el CELS en el comunicado.

Mañana darán testimonio Diana Malamud y Adriana Reisfeld, de Memoria Activa, que estarán acompañadas por su abogado Rodrigo Borda y por el CELS, que presentará el alegato sobre los «25 años de impunidad e incumplimiento estatal».

La Comisión deberá, luego, dictar su informe de admisibilidad y fondo, y elevar el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

La audiencia se podrá seguir en directo desde las 10.30 por el canal de la CIDH.