Ante la ola de calor, especialistas advierten sobre el riesgo de los cauces de agua

Frente a las jornadas de calor agobiante que se avecinan en los próximos días, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) dio una serie de recomendaciones para evitar el fallecimiento de niños y adolescentes en piletas o en los cauces de riego, que «son totalmente evitables», recalcaron.

Así lo sostuvo el médico pediatra Luis Llano, referente de la SAP en la filial Mendoza, quien manifestó que la vigilancia del adulto puede salvar vidas de pequeños y de adolescentes. Estos últimos suelen combinar la ingesta de alcohol con la recreación en canales de riesgo o en aguas abiertas siendo, un peligro latente.

«Los ahogamientos si bien se dan con poca frecuencia son de una alta mortalidad. Una reanimación puede hacer la diferencia, aún siendo de alguien que no es experto», detalló el galeno que trabaja en el área de Terapia Intensiva del Hospital Notti.

Recientemente, se produjo el fallecimiento de un niño de 4 años en Las Heras  y un adolescente en Lavalle por esta causa.

 

Protección solar e hidratación 

 

Llano también hizo hincapié en la necesidad de cuidar a los niños del sol, utilizando protección solar mayor de 50 -debe tener el rótulo de pediátrica-, como también procurar que lleven sombreros o gorros.

Otra práctica fundamental es la correcta hidratación durante el día, más allá de que no se tenga sed.

«Lo recomendable es no exponer a los niños al sol entre las 11 de la mañana y las 5 de la tarde», dijo el profesional, miembro del Comité para la Prevención de Lesiones del SAP.

 

«Dar el ejemplo»

 

El médico del Notti resaltó la importancia de predicar con el ejemplo, evitando que los adultos sean quienes consuman bebidas alcohólicas en las piletas.

«Somos los mayores los que debemos procurar que en un futuro los chicos no hagan esto de tomar alcohol porque imitan lo que hacen sus padres», afirmó.

 

Fuente: El Sol