Antes del 31 de agosto deben cosecharse los árboles cítricos

Desde el Iscamen se está haciendo un fuerte trabajo para la prevención de la plaga de la Mosca del Mediterráneo. Tras la aparición de ejemplares en la zona de Villa Atuel, se han ajustado y reforzado las medidas de seguridad para que el oasis Sur siga siendo una zona libre de la plaga, con todos los beneficios que esto significa.
Una cuestión más que importante es que los vecinos colaboren y realicen la cosecha de todos los árboles frutales de cítricos que tengan en sus propiedades. Para esto, el Instituto ofrece un servicio gratuito de cosecha y desrame de cítricos y para acceder sólo hay que solicitar un turno telefónico.
En nuestro departamento hay un relevamiento que incluye unos 1.200 domicilios con árboles cítricos que pueden ser hospederos. Ellos se dividen en árboles de pomelos, naranjas, mandarinas y también de quinotos.
También muchísimos domicilios tienen árboles de limoneros, pero éstos no entran en el plan de contingencias al no ser hospederos de la mosca.
Según se calcula, en San Rafael hay unas 5 mil plantaciones de cítricos, pero muchos de ellos son limoneros.
El Iscamen pone todos los años a disposición de quienes posean cítricos en sus hogares el servicio de sus brigadas fitosanitarias para que procedan, en forma gratuita, a la cura de los frutales, como así también a la recolección y destrucción de los frutos dañados.
Los frutales representan un riesgo para la sanidad vegetal de Mendoza y la producción agrícola, ya que la Mosca del Mediterráneo encuentra en los frutos un refugio ideal para sobrevivir a las bajas temperaturas. Por ello, la Resolución 433 del Iscamen establece como práctica obligatoria la cosecha total, antes del 31 de agosto, de cualquier plantación frutal cítrica, para toda persona física o jurídica que posea cítricos en su casa. Para solicitarlo hay que comunicarse de lunes a viernes de 7 a 17 al teléfono 4442032.