Apicultura: “Hasta que nos pudimos acomodar y amoldar tuvimos varias falencias”

El presidente del Colegio Apícola en San Rafael, Ramiro Giandinoto, dialogó con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael respecto de la situación que atraviesa ese sector de la economía, tras lo que fue “un año bastante irregular, con un inicio de temporada bastante complicado que fue la primavera”.
Expresó que si bien se han empezado a acomodar un poco las temperaturas y las lluvias, “viene bastante desparejo”, por lo que en algunos lugares se logró sacar miel, mientras que en otros ha sido todo bastante malo.
“Nosotros somos una provincia, por excelencia, productora de material vivo y hasta que nos pudimos acomodar y amoldar a esta pandemia, tuvimos varias falencias, ya que nadie estaba preparado para ella. Pero se ha ido acomodando un poco y la verdad es que estamos trabajando cómodos”, señaló.
Por la declaración de la Emergencia Agropecuaria, en 2018 recibieron cierta ayuda estatal, la cual no se repitió en 2020 a pesar de la situación económica, aunque Giandinoto estima que en 2021 se volverá a declarar, por lo que esperan “estar incluidos”. “Además de los productores frutihortícolas que sufren las inclemencias del tiempo o los productores ganaderos, también estamos nosotros que realizamos un servicio, que si bien tendría que ser pago, lo realizamos gratuitamente, como es la polinización, de la cual se benefician los productores frutihortícolas. Por lo tanto, nos encantaría que tanto el Gobierno provincial como el nacional o municipal nos tengan en cuenta”, expresó.
Material genético
Respecto del material genético con el que cuenta el departamento, destacó que tiene uno “de excelencia”, al punto de que hay productores que logran hacer exportaciones, por lo que San Rafael es una referencia a nivel nacional.
Expresó también que se requiere personal para llevar adelante las actividades propias del sector, pero este debe ser preparado ya que se trata de labores técnicas. Ocurre que desde hace años no hay cursos de iniciación apícola, el último se hizo con ayuda del Municipio en las instalaciones del INTA, con Apisur. “Ya debería ser momento de realizar algún tipo de curso para ir formando apicultores o gente que desee trabajar en relación de dependencia”, aseguró.

Compartir

¿Cómo interpreta el escándalo de las vacunas VIP?

Artículo anteriorProfundo pesar por la muerte de Walter Franchetti
Artículo siguienteEs incierto el futuro de los seminaristas de la diócesis de San Rafael durante este año