Apostillas de la visita del candidato presidencial Alberto Fernández

La presencia en San Rafael del candidato a Presidente de la Nación, Alberto Fernández, dejó algunas perlitas que pudo recabar Diario San Rafael para elaborar este artículo. Sin dudas, Fernández “hoy paga más”, como se dice en la jerga callejera, sobre todo después de la ventaja de 15 puntos que le sacó al actual presidente Mauricio Macri en las PASO del 11 de agosto. Solo un batacazo le quitaría la posibilidad de llegar a la Casa Rosada, por lo que su arribo al departamento generó interés de grandes, pequeños y medianos empresarios, responsables de entidades y sanrafaelinos en general.
Luego de haber visitado la bodega La Abeja, Fernández y la comitiva que lo acompañaba recorrieron la avenida Yrigoyen hasta llegar al hotel Tower, donde lo estaba esperando un grupo de personas que coreó su nombre cuando lo vio bajar del minibús. Allí estrechó algún apretón de manos con sus seguidores y recibió también cartas de quienes apuestan por él a partir del 10 de diciembre.

Los desayunadores que nunca
más se fueron
La conferencia de prensa de Fernández se organizó en el salón desayunador del hotel Tower. Si bien estaba prevista para las 11:30, comenzó a las 13 horas debido a retrasos en el traslado del candidato desde la Ciudad de Mendoza a San Rafael.
En el lugar había medio centenar de periodistas, reporteros gráficos y camarógrafos más dos huéspedes del hotel que desde media mañana se instalaron allí a desayunar. Cuando vieron todo el movimiento de prensa y supieron que allí estaría Fernández, decidieron quedarse a seguir de cerca el trabajo de los comunicadores. ,Finalizada la conferencia, se retiraron a sus habitaciones.

El almuerzo
con empresarios
En otra parte del hotel, a Fernández lo esperaban selectos empresarios sanrafaelinos, quienes fueron invitados a compartir un almuerzo con el candidato del Frente de Todos. De ese convite, además, participó el intendente Emir Félix, la candidata a gobernadora justicialista Anabel Fernández Sagasti, los candidatos a intendente por Alvear, Cristian González; y Malargüe, José Barro, el armador Eduardo Wado De Pedro, entre otros dirigentes políticos. Del sector empresarial hubo dueños de grandes firmas locales y gerentes enviados por sus superiores.
Y como no podía ser de otra manera, husmeando el salón donde estaba previsto el almuerzo aparecieron quienes no estaban invitados pero “soñaban” con la posibilidad de una seña de algún organizador para ser parte del evento. La mayoría de esos “soñadores” se quedó con las ganas.

La siesta
La vorágine de la campaña extenúa a cualquiera que esté “en la carrera” por llegar a la Casa Rosada y el caso de Fernández no es la excepción. Por eso, cuando terminó de almorzar con los empresarios, el dirigente pidió ocupar una habitación para descansar algunos minutos y luego seguir con su agenda. Sí, en Mendoza, Fernández le fue fiel a la siesta.

La del “Bicho”
Es conocido el fanatismo de Alberto Fernández por Argentinos Juniors, el equipo del barrio porteño de La Paternal. El viernes, cuando terminó el acto en el Centro de Congresos, uno de los presentes se acercó hasta el escenario y le exhibió la camiseta del “Bicho” y Fernández no dudó en recibirla para firmarla y luego devolverla al hincha, que se retiró feliz del lugar.

Fotos
Antes de irse al aeropuerto, donde lo esperaba un avión para retornar rápidamente a Buenos Aires por un acto que tenía en la noche, Fernández se acercó hasta un nutrido grupo de militantes que lo aguardaba fuera del Centro de Congresos. Allí abundaron las selfies hasta que personal de seguridad lo rodeó y acompañó hasta el minibús que lo esperaba para viajar hasta Las Paredes.