Apple vuelve a las teclas de ‘tijera’ y abandona las de ‘mariposa’ en sus portátiles

Los teclados de los ordenadores portátiles de Apple llevan siendo un tema recurrente desde que en 2015 la compañía decidiera cambiar el tradicional teclado de tijera por el teclado de mariposa, lo que, desde entonces le ha llevado buscar soluciones para arreglar este modelo de teclado que ha causado problemas y quejas de funcionamiento.

Se llame de mariposa o de tijera, ambos tipos de teclado hacen referencia al mecanismo de sus interruptores (teclas). Los teclado de mariposa tienen dos pequeños componentes debajo de la tecla que se asemejan a las alas de una mariposa, que están conectadas con una bisagra en el centro.

Este teclado es más fino gracias a que, con este sistema, las teclas tienen menos recorrido por lo que necesitan menos espacio. Mientras que el teclado de tijera se compone de dos piezas de plástico que se entrelazan como si fueran una tijera, que al pulsar la tecla se superponen y activan el circuito.

La primera vez que la compañía utilizó un teclado de mariposa fue en 2015 y desde entonces Apple ha desarrollado tres generaciones de teclados que ha ido incluyendo en los MacBooks lanzados hasta este año.

Es en 2016 con la llegada de la segunda generación de teclados de mariposa cuando comienzan a aparecer quejas, como que algunas letras no aparecen a pesar de que se pulsan las teclas, las teclas se quedan atascadas o que hay ocasiones en las que las letras aparecían repetidas habiendo pulsado la tecla una vez.

En julio de 2018 Apple lanzó el nuevo MacBook Pro con la tercera generación de teclados. Para este modelo, la compañía rediseñó el modelo de mariposa, para arreglar los fallos detectados anteriormente por los usuarios, ya que había incluido una pequeña membrana de silicona detrás de la tecla que evitaba que entrase el polvo. Sin embargo varios usuarios informaron a la compañía de que algunas teclas como E,R,W o T se repetían aún pulsando una sola vez.

Ante las quejas de algunos de sus usuarios, Apple lanzó en 2018 un programa gratuito de reparación de teclado que se amplió en mayo de 2019 para arreglar todos los modelos MacBook, BookMacBook Pro y MacBook Air que tuvieran teclados de mariposa estropeados.

Ya en 2019, el último modelo de ordenador portátil de Apple, el MacBook Pro de 16 pulgadas, ha vuelto a un mecanismo de tijera rediseñado con el nuevo teclado Magic Keyboard. Con él, la compañía ha reducido a un milímetro el recorrido de la tecla, además de incluir una tecla de escape física y una disposición en ‘T’ invertida para las teclas de dirección (las flechas).

Problemas de las teclas mariposa

Pero, ¿cuál es el motivo por el que ocurre esto? La mayoría de los teclados son de tijera, como las dos piezas que se enclavan son más grandes, la tecla tiene mayor recorrido al ser pulsada. En cambio con el de mariposa, el recorrido es mucho más corto (0,5mm), por lo que si entra polvo o alguna miga se cuela dentro del teclado, esta tecla se atasca.

Otra de los problemas que se han destacado es que este tipo de teclados tienen una membrana muy débil debajo del mecanismo de mariposa, por lo que es posible que el problema se cree debido a que los usuarios teclean demasiado fuerte.

En cualquier caso, Apple parece que ha decidido terminar con un diseño que en varias generaciones de portátiles le ha reportado más dolores de cabeza que comentarios positivos.