Arbolado público: una polémica cada vez más activa

El viernes por la tarde, un hecho pudo haberse convertido en una tragedia: un árbol seco ubicado en la calle Pringles, a metros de Ortiz de Rosas, en Pueblo Diamante, cayó sobre un automóvil, aplastándolo y dejándolo inutilizable. Minutos antes, un hombre y un niño que lo acompañaba habían bajado del rodado, salvándose por ventura del destino de resultar lesionados gravemente.
El suceso volvió a poner en discusión el tema del arbolado público, su estado general, su cuidado y la eventual erradicación y renovación de sus ejemplares.
En este espacio hemos destacado en diversas ocasiones la importancia del arbolado público y hemos reclamado retomar la “cultura del árbol” que otrora reinaba entre nosotros para lograr, así, una conjunción comunitaria que mantenga de la mejor forma uno de los más preciados bienes con que cuenta nuestra provincia.
A todos nos corresponde una porción de responsabilidad a la hora de cuidar nuestros árboles: al Estado, llevando a cabo las medidas para optimizar su estado vegetativo, y al ciudadano común, dejando de lado conductas que puedan atentar contra su integridad.
De un tiempo a esta parte, muchos vecinos critican el accionar de los encargados de llevar adelante las tareas de poda o desramado de los árboles en la vía pública, y quienes pretenden la erradicación de un ejemplar porque –de acuerdo a su criterio– se encuentra en condiciones de ser cortado, afirman que las autoridades anteponen “demasiados obstáculos o demoras” a esos pedidos. La caída del ejemplar ocurrida el viernes y las solicitudes previas que habrían realizado los vecinos para su erradicación parecen darle la razón a los reclamantes.
Claro está que es el Estado y no la ciudadanía el que debe hacerse cargo de estos trabajos, sobre todo por una cuestión de sapiencia. Es por ello que esas autoridades deberán extremar y optimizar sus acciones en pos de lograr un mejor arbolado público, ya no solo para conservar su belleza y utilidad sino para evitar hechos desgraciados e irreparables.

Compartir

¿A qué atribuye el endurecimiento del cepo al dólar?

Artículo anteriorIndignación por video en el que niños matan un ave protegida
Artículo siguienteVendimia: convocan a bailarines y artistas para audiciones