Asalto a la joyería: cómo sigue la investigación tras la condena a uno de los delincuentes

En menos de una semana, la investigación por el violento asalto que sufrió en su joyería, Oscar López Brancato, tuvo novedades de relevancia aunque todavía queda mucho por resolverse.
La detención de Francisco Zamora Valdez, gracias al clave accionar del policía Normando Orcajada, quien estaba de franco y no dudó en perseguirlo después del robo, fue una pieza muy importante dentro del rompecabezas con que se encontraron los investigadores. A los 6 días del arresto, las pruebas en su contra eran incontrastables y por eso aceptó – a instancias de su abogado defensor – la concreción de un juicio abreviado que propuso el fiscal Javier Giaroli. El joven oriundo de Las Heras fue condenado a 8 años y 8 meses de prisión, período que deberá cumplir en su totalidad, ya que además fue declarado reincidente por segunda vez.
Por otra parte, en una causa paralela con asiento en el Gran Mendoza, se desbarató un negocio familiar que se dedicaba a reducir alhajas de oro. Los investigadores llegaron hasta una joyería que funciona en la Galería Tonsa de la Ciudad de Mendoza, propiedad de un hombre que se encuentra detenido y a quien la policía le secuestró dos armas de fuego. Hay otros dos hombres arrestados: se trata de quienes viajaban a Buenos Aires con casi 800 gramos de oro distribuido en diferentes alhajas.
Quienes están a cargo de la investigación creen que lo robado en calle Coronel Suárez de San Rafael, fue a parar a mano de los reducidores detenidos el pasado miércoles. El objetivo, ahora, es determinar si existe una banda organizada que cuenta con quienes ejecutan los asaltos y luego distribuyen el oro en el mercado negro, con conexiones en distintos puntos del país.
En efecto, la principal misión de los investigadores, por estas horas, es dar con el paradero de quienes asaltaron a Oscar López Brancato y su hija. Zamora Valdez ya está condenado y restan otros tres integrantes de la banda que participó del atraco el sábado 2 de noviembre, dos que ingresaron al local y el conductor del Volkswagen Voyage que apareció en estado de abandono en Guaymallén.