Asalto a Panella: secuestraron armas, celulares y droga

La fiscal Andrea Rossi actuó de inmediato después del millonario robo y ordenó cinco allanamientos en distintos puntos de la ciudad, que dejaron tres personas detenidas. Sin embargo, hasta ayer no había novedades de la caja fuerte ni del cuantioso botín.

Ayer, en el transcurso del día, agentes de la Unidad Investigativa realizaron cinco allanamientos en diferentes domicilios de la Ciudad de San Rafael. Como resultado, según trascendió de forma extraoficial, fueron secuestradas armas de fuego, varias municiones, droga, teléfonos celulares y prendas de vestir. En ese contexto, fueron detenidas tres personas que quedaron a disposición de Rossi.
La primera medida, según lo detallado por fuentes judiciales, tuvo lugar en calle Deoclesio García. De allí se secuestraron teléfonos celulares. El segundo procedimiento fue en calle Catamarca, donde también se incautaron celulares. Luego se allanó un inmueble en calle Misiones, donde hubo más secuestros de teléfonos.
La cuarta redada fue en calle Las Américas, donde además de 7 celulares, se secuestró una réplica de pistola 9 milímetros.
En tanto que la quinta medida de allanamiento se concretó en una casa de calle Patricias Mendocinas, en la que se secuestraron una pistola calibre 22, decenas de cartuchos de escopeta, cartuchos calibre 32, proyectiles correspondientes a Magnum 357, un caño de escopeta recortado con un cartucho en la recámara, un par de zapatillas, una mochila, un gorro de lana, prendas de vestir, accesorios de armas de fuego y 124 gramos de marihuana.
En el último domicilio allanado, producto de los secuestros, fueron detenidos un joven mayor de edad y dos menores, entre ellos una mujer.
El accionar de la Policía, en función de lo ordenado por la fiscal Rossi, se desarrolló prácticamente un día después del violento golpe comando que un grupo de delincuentes ejecutó en la distribuidora de bebidas Panella.
Si bien para la causa ha sido un paso muy importante el que han dado la fiscal y los investigadores, hasta ayer no había novedades de la caja fuerte ni el cuantioso botín de dinero con el que se quedaron los delincuentes. De todos modos, fuentes investigativas creen que existe un vínculo entre el hecho y los elementos secuestrados y detallados en este artículo.

Detalles del golpe
Eran las 2 de la mañana del viernes cuando un grupo de delincuentes sorprendió al sereno de la empresa Panella. Lo golpearon y trasladaron hasta la oficina de Administración, donde cuatro jóvenes empleados de la firma compartían un asado. Todos fueron maniatados mediante el uso de precintos que en su poder tenían los maleantes.
Luego de reducir a las víctimas, los delincuentes “trabajaron” al menos una hora, espacio de tiempo en el que utilizaron una amoladora y otras herramientas para desmontar una reja que protegía una habitación donde estaba la caja fuerte. Tras retirar la protección metálica, los ladrones no tuvieron obstáculos para llegar a la caja fuerte, la que alzaron y trasladaron hasta un camión Kia, perteneciente a la misma firma. Con el botín, escaparon del lugar.
Horas más tarde se conoció que en el depósito de seguridad había 2.900.000 de pesos en efectivo más cheques, cuyo monto no trascendió. Sin dudas, por el valor de lo sustraído, es uno de los golpes delictivos más importantes de los que se tenga recuerdo.

Compartir

¿Cree que le afecta a los niños el encierro por la cuarentena?

Artículo anteriorPersonas con discapacidad en el mundo laboral: una deuda pendiente
Artículo siguienteFrase