Asalto en Rama Caída: creen que los detenidos están vinculados a otros hechos delictivos

El rápido accionar de la Policía después del asalto que sufrió una mujer en su casa de Rama Caída, puso a disposición de la Justicia a tres jóvenes de frondoso prontuario y estrechamente ligados al mundo del hampa.
“El Pini”, “El Jony”, “El Mataco” y, “El Mataquito”, como se apoda a los detenidos, tenían su base en la Isla del Río Diamante, lugar en el que se refugiaron después de robar dinero – procedente de distintos países – y, entre varios objetos de valor, un Iphone. Precisamente, fue ese moderno dispositivo móvil, el que permitió dar con su paradero.
Munidos de armas de fuego y cuchillos, los malvivientes amenazaron a la dueña de casa para sustraerle 38.600 pesos, 120 dólares, billetes procedentes de diferentes países, una consola de videojuegos y el mencionado Iphone.
Asumiendo que el celular podía llevar a la policía hasta ellos, los delincuentes lo destrozaron, pero eso no alcanzó para evitar que – mediante GPS y una cuenta asociada a internet – los investigadores ubicaran el radio donde se encontraba en dispositivo. Cuando tomaron noción de su error, ya era tarde, pues los efectivos los tenían rodeados. A pesar de que quisieron huir, los uniformados frustraron sus planes y los detuvieron.
“Dimos con una peligrosa banda de delincuentes”, coincidieron distintos funcionarios policiales consultados por este diario. Es que a los malvivientes anteriormente mencionados no solo se les atribuye el asalto en la propiedad de calle Cubillos, también hay firmes sospechas de están vinculados con otros delitos ocurridos en jurisdicción de la Comisaría 38ª, entre ellos varios asaltos registrados en los puentes que cruzan el río Diamante, a metros del parque Mariano Moreno.
En reiteradas oportunidades, a partir de denunciadas radicadas en la nombrada dependencia policial, dimos cuenta de asaltos contra ciclistas y peatones en la pasarela situada al costado de la avenida Balloffet, sobre el puente que atraviesa los márgenes del Diamante. El modus operandi es siempre el mismo: delincuentes armados, guarecidos debajo de los puentes, amenazan a las víctimas para despojarlos de elementos de valor y luego escapar hacia el interior del barrio de la Isla del Río Diamante. Ese accionar se les atribuye a los detenidos por la entradera de Rama Caída y desde la Justicia se trabaja intensamente para poder probarlo.