Asesinan a dos mujeres en Neuquén y Jujuy y ya suman 72 los femicidios de 2019

Una joven fue asesinada a puñaladas en una casa de la ciudad de Neuquén, donde su pareja apareció ahorcada en lo que se investiga como un femicidio seguido de suicidio, mientras que en Jujuy asfixiaron a una mujer y por el crimen apresaron a su concubino policía, informaron este lunes fuentes judiciales.

De esta manera es el tercer femicidio que se conoció en las últimas 48 horas y 72 en lo que va del año. Fuentes judiciales informaron a Télam que el caso más reciente ocurrió en la noche del domingo, cerca de las 21, en una vivienda situada en la calle Picún Luefú 585, en el barrio Huiliches de la zona oeste de la capital neuquina, donde Jimena (25) convivía con su pareja, Gustavo (39).

La fiscal de Homicidios de Neuquén,Eugenia Titanti, explicó a la prensa que fue uno de los hijos del hombre quien encontró los cadáveres de su padre y la pareja de éste y alertó a la Policía. De acuerdo a la fiscal, Gustavo tenía cuatro hijos fruto de una relación anterior -dos de los cuales residían con él-, en tanto que Jimena era oriunda de la localidad rionegrina de Dina Huapi, desde donde sus familiares viajaron este lunes a Neuquén tras ser notificados de lo ocurrido.

Si bien no se conocieron aún los resultados de las autopsias que se realizaban en la Morgue Judicial de la capital neuquina, en principio, la joven presentaba varias «heridas punzo cortantes» y que el hombre murió por «asfixia por ahorcamiento», es decir, «mecánica», detalló Titanti.

«Hay un presunto femicidio y un presunto suicidio», señaló la fiscal respecto a la carátula de la causa. Titanti también aclaró que hasta el momento no se detectaron denuncias previas por violencia de género de parte de la víctima hacia su pareja. A su vez, los peritos detectaron que al momento del hallazgo de los cuerpos la casa estaba cerrada y no había desorden ni otros signos de la participación de un tercero, por lo que todo apunta a la hipótesis de que el hombre mató a su pareja y luego se ahorcó.

De esta manera, se trata del primer femicidio cometido en Neuquén en lo que va del año, según precisó a Télam la titular local de la organización de mujeres Mumalá, Carolina Espinoza, quien agregó que en 2018 hubo siete casos y un octavo «vinculado». «En febrero la organización presentó un proyecto de ley para que la provincia se declare en emergencia provincial en violencia de género por dos años en la Legislatura provincial. Pero aún no se ha logrado el tratamiento», señaló.

Por otra parte, el sábado último hallaron muerta a Micaela Giménez en una casa ubicada en el barrio Los Huaicos de San Salvador de Jujuy, lo que en un primer momento se investigó como «averiguación de causales de muerte» ya que a simple vista no se pudo determinar por qué y cómo había fallecido.

En el lugar del hallazgo trabajó el personal de la comisaría 48va. de la capital jujeña y de la Brigada de Investigaciones de la Policía provincial. Mientras que este lunes, el fiscal especializado en Delitos Complejos de Jujuy, Diego Cussel, dijo a Télam que la autopsia reveló que la mujer murió por asfixia y que por el femicidio detuvieron al concubino de la víctima, que es efectivo de la policía local.

Por ello, el fiscal acusó al hombre de «homicidio agravado por la convivencia y por la violencia de género». En tanto, los padres de las víctima declararon luego de conocerse el femicidio que la mujer sufría violencia de género y que lo había denunciado a su concubino. También anteayer pero por la noche ocurrió otro femicidio en la localidad bonaerense de Marcos Paz, donde Cristina Noemí Rodríguez (51) fue asesinada de un balazo en la cabeza frente a un salón donde su nieta festejaba su cumpleaños de 15 y por el crimen detuvieron a su ex esposo, un policía retirado identificado como Hugo Orlando Ibarra (57), quien esta mañana se negó a declarar ante el fiscal de la causa, Sebastián Villalba.

Mientras el imputado seguirá preso, las hijas de Rodríguez, quien era empleada municipal, expresaron este lunes que tienen «miedo» de que el presunto homicida tenga «cómplices» y pidieron que no quede alojado en la comisaría local donde él trabajó por 20 años.