Asesinato de George Floyd: acusaron a los otros 3 policías

El fiscal general del estado de Minnesota, Keith Ellison, anunció este miércoles que presentó cargos contra los otros tres policías que estaban en la escena cuando ocurrió el asesinato de George Floyd. Thomas Lane, J.A. Kueng y Tou Thoa fueron acusados de asistir a su compañero Derek Chauvin, quien presionó con una de sus rodillas el cuello de Floyd durante más de ocho minutos, en la comisión del homicidio.

Mientras tanto, los cuatro oficiales ya fueron despedidos de la Policía con motivo del asesinato de George Floyd, que generó una fuerte reacción en todo Estados Unidos y en el resto del mundo. Además, analizan presentar cargos más duros contra Chauvin, quien de momento se encuentra acusado de homicidio en segundo grado, según indicó en una publicación la senadora de Minnesota y ex candidata presidencial demócrata, Amy Klobuchar.

La decisión ocurre a más de una semana del asesinato de George Floyd y mientras el clima de tensión continúa en Estados Unidos, ya que las protestas antiracistas no pierden fuerza y los reclamos contra la brutalidad policial se multiplican, especialmente en Minneapolis.

«Es un momento agridulce. Estamos muy satisfechos con que el fiscal general Keith Ellison actuó de manera decisiva, arrestó y acusó a todos los oficiales involucrados en la muerte de George Floyd, y agravó el cargo contra Derek Chauvin a homicidio de segundo grado», tuiteó Ben Crump, uno de los abogados de la familia de la víctima.

La decisión del fiscal podría sostenerse en una segunda autopsia oficial difundida este miércoles y que, a diferencia de la primera, confirma lo que sostiene el examen que hicieron los peritos de la familia: se trató del asesinato de George Floyd por asfixia y, por lo tanto, se trata de un homicidio.

La ola de protestas que desató el asesinato de George Floyd el lunes 25 de mayo no solo se tradujo en manifestaciones en las calles de Estados Unidos, sino en una mayor presión sobre los departamentos de policía locales para sancionar a los oficiales que abusan de su autoridad.