Astrid Ottosen contó su experiencia en la Fiesta de la Ganadería 2019

La reina departamental de la Ganadería, Astrid Ottosen, de 21 años, participó durante el fin de semana en la Fiesta Nacional que se desarrolla todos los años en General Alvear. Sobre la experiencia conversó con FM Vos (91.5) y Diario San Rafael.
Desde este año, en el departamento vecino –y por disposición de su Cámara de Comercio– no se elige más “reina” de la Ganadería, sino que se decidió cambiar ese título por el de “embajadora”. Con ello dejó de haber atributos como corona, capa y cetro, que fueron reemplazados por una ruana bordada, una banda y el cetro. Se supone que con el cambio de título, la joven deberá trabajar por su departamento de una manera particular. Otra modificación que dio a conocer oportunamente la Comisión de Damas de la fiesta en el reglamento que rige para la elección, es que la postulante presente un proyecto social que pueda llevarse a cabo.
Lo que no cambió en nada es el tradicional método de elección que impuso la feria ganadera hace 29 años (único en Mendoza y en pocos lugares del país), por el que cada representante departamental debió rendir un examen y la que obtuvo la mejor calificación resultó elegida, que en este caso fue la representante de Santa Rosa, Daiana López.
La sanrafaelina Astrid Ottosen dijo que en lo personal lo vio como “una evolución”. “La verdad es que no tuve problemas con el cambio, me pareció bueno. Por ahí es cierto que los niños perdieron un poco el interés al vernos llegar porque no es lo mismo una reina con la corona, el vestido y los zapatos, pero de todas formas no dejan de prestar atención al momento de hablar”, señaló.
Manifestó que tuvo nervios, que debió practicar un poco antes de ir y estudiar para los exámenes. Se mostró muy conforme con lo vivido gracias a la organización de la fiesta, a lo compartido con el resto de las jóvenes. “Más allá de que era una competencia, las chicas van con mucho interés de ser amigas, todo el tiempo se resalta el compañerismo que se tiene, que por ahí es lo que marca un poco la diferencia con Vendimia, que siento que es más competitiva”, agregó.
Respecto de la representante ganadora, dijo: “Demostró ser muy capaz, porque más allá de que ella es hipoacúsica, supo estar a la altura de todos. Creo que estuvo muy bien merecido y la felicito y la felicitamos entre todas”.
En lo personal, Astrid estudia el 2º año de Escribanía, Diseño de indumentaria, Inglés y Danzas Folclóricas. Además, trabaja en piscicultura familiar.