Atacaron la casa de Evo Morales en Cochabamba y hubo saqueo en varias ciudades

También Waldo Albarracín, exponente de la oposición, denunció que quemaron su vivienda.

Los disturbios se extendieron este domingo por varias ciudades de Bolivia, tras la renuncia como presidente del país de Evo Morales, con incendios, saqueos y ataques a casas. Uno de los objetivos de los manifestantes fue la casa del ex mandatario, en Cochabamba.

«Grupos violentos asaltaron mi domicilio», escribió Morales en su cuenta de Twitter.

En las redes sociales se difundieron videos del interior de su domicilio después de ser vandalizado, con inscripciones en sus paredes, cajones revueltos y cuadros, sillas y puertas destruidas.

El sábado, un grupo de manifestantes había incendiado la casa de su hermana, Ester Morales Ayma.

También uno de los representantes de la oposición, el rector de la UMSA Waldo Albarracín, denunció que prendieron fuego a su vivienda. «Se está quemando mi casa de Cota Cota. Pido ayuda, por favor, traer extintores en la 34», escribió en Facebook.

Albarracín, que es integrante del Comité Nacional de Defensa de la Democracia, había sido agredido el 21 de octubre, en una protesta opositora después de las elecciones presidenciales.

Los incidentes preocupan en La Paz, Cochabamba y El Alto, uno de los bastiones políticos de Evo Morales.

La Alcaldía de La Paz denunció que un grupo de desconocidos incendió quince colectivos del servicio municipal de transporte que se encontraban en una instalación en el barrio de Kupillani.

También denunció que «chóferes y gente movilizada por diputados y dirigentes» del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales ingresaron a un patio del transporte municipal en Huayllani, otro barrio sureño, «y han comenzado a incendiar los buses».

«Denunciamos que grupos organizados por diputados y candidatos del MAS por la zona sur y El Alto están asaltando las estaciones de @LaPazBUS, del Hospital La Portada y amenazando las casas de las autoridades municipales. Estamos presentando las denuncias penales respectivas», escribió en Twitter el alcalde de La Paz, el opositor Luis Revilla.

Vecinos de la zona sur paceña denunciaron en las redes que grupos violentos están recorriendo las calles de varios barrios apedreando casas y vehículos y saqueando algunos comercios, sin que la Policía acuda a su auxilio.

En El Alto las turbas saquearon una feria popular e incendiaron comercios.

«Ante el ataque de grupos violentos organizados, hago nuevamente un vehemente llamado a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional para que en cumplimiento de su mandato constitucional protejan a la ciudadanía y garanticen la integridad y la vida de las personas», señaló en Twitter el expresidente Carlos Mesa (2003-2005).

Bolivia se encuentra en una crisis política y social desde el día después de las elecciones generales del pasado 20 de octubre, cuando comenzaron las sospechas de un fraude para favorecer la reelección de Morales para un cuarto mandato hasta 2025.