SECCIONES
  • La virtud, no consiste en abstenerse del vicio, sino en no desearlo.| Bernard Shaw

sábado 24, de septiembre , 2022

ATE irrumpe y profundiza la crisis de conducción en el SUTE

El Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación es el mayor de los gremios estatales, con más de 60 mil trabajadores que son representados en la mesa de paritarias. En la última negociación, el gremio no aceptó la oferta salarial del Gobierno provincial. Semanas después, crujió fuerte por la separación preventiva de Sebastián Henríquez, el secretario gremial denunciado por maltrato y abuso sexual. En este panorama, otro gremio de peso metió la cola, ATE, y convocó a los docentes a movilizarse para evitar que el aumento 2021 sea por decreto.

En diciembre pasado, los docentes votaron en las escuelas por la negativa a la propuesta salarial del Ejecutivo, que consta de un incremento del 20%, sumado a un bono de $54 mil, en ambos casos a pagar de manera escalonado. Si bien la paritaria salarial no está cerrada, este martes hay otro encuentro entre los representantes del gremio y los de la administración de Rodolfo Suarez. Se trata de la paritaria no salarial, que busca acercar posiciones y resolver aquellos problemas no relacionados estrictamente con aumentos.

Con todo, la salida de Henríquez ha provocado una crisis de liderazgo en el seno del SUTE, en momentos en que se define, por un lado, la paritaria 2021 y, por el otro, la sucesión política a meses de las elecciones sindicales. 

La proyección de ATE

SUTE y ATE llegaron a las paritarias en un frente sindical para fortalecer posiciones ante el Gobierno provincial en la negociación salarial, luego de un 2020 en el que no hubo aumento y que hasta el pagio del aguinaldo fue escalonado debido a la crisis financiera provocada por la pandemia. Pero ese frente se quebró cuando ATE aceptó en primer lugar la oferta salarial. En tanto, los trabajadores de la educación reafirmaron su negativa.

Sin embargo, los últimos días han sido un hervidero en los grupos de WhatsApp de los docentes. En uno de ellos, cuestionan la debilidad política de la actual conducción tras el apartamiento de Henríquez la semana pasada. Con el desplazamiento, quien quedó en el principal cargo es Alberto Muñoz -en la imagen inferior-, que antes de la denuncia ocupaba el rol de secretario adjunto. El malestar de algunos trabajadores residen en que si el gremio no afloja, el aumento llegará por la vía del decreto. Y, de ser así, no contendrá el plus de $54 mil.

 

Muñoz, el reemplazante de Henríquez al frente del SUTE.

 

En las conversaciones, se acusa a Muñoz de no querer bajar la propuesta a las escuelas, el amplio mecanismo de aprobación del gremio. Y acá entrar a jugar el otro sindicato fuerte de la provincia, la Asociación de Trabajadores del Estado. Históricamente enfrentado a cada gestión, actualmente el gremio conducido por Roberto Macho tiene un grado más de cercanía con el Ejecutivo. 

En este teatro de operaciones, ATE hizo viralizar por WhatsApp una petición en la plataforma Change: «Para que ATE parite por aumento salarial+bono de $54000 (blanco) a Docentes y No docentes».

En su argumentación, proponen «hacer las gestiones y negociaciones correspondientes, frente al gobierno provincial y acepte la propuesta salarial del gobierno, emitida oportunamente«. Y justifican sosteniendo que «la conducción del SUTE y sus distintas facetas políticas han perjudicado fuertemente la condición laboral y salarial de los docentes y no docentes, siendo ATE el sindicato mayoritario de todos los estatales de Mendoza».

Por supuesto, la petición no tiene validez alguna. El único gremio validado para paritar en la mesa de negociación de la Subsecretaría de Trabajo es el SUTE. Esa iniciativa funciona en el mejor de los casos como un termómetro político y muestra la proyección del gremio conducido por Roberto Macho.

Pero además invitan a los docentes a una reunión este lunes a las 9.30 y, posteriormente, buscan movilizarse a Casa de Gobierno.

 

 

La cuestión no sólo complica a la actual conducción, las agrupaciones nucleadas en la lista Marrón, sino también a los rivales de ésta, la Celeste, que durante muchos años estuvo al frente del SUTE. Así, aparece en escena la mujer fuerte de ATE, Adriana Iranzo, que en mensajes por WhatsApp también señala que Cristina Rasso, una de las dirigentes de la Celeste -vinculada al kirchnerismo- e incluso Raquel Blas no quieren bajar la propuesta salarial a los docentes. Como se sabe, antes aliados, hoy los Macho están enfrentados a Blas.

Se aceleran los tiempos

Es probable que Henríquez ya no vuelva a la conducción gremial, sobre todo porque hay una denuncia penal ya radicada en la Justicia. La proyección de ATE profundiza la crisis política en el seno del sindicato de los trabajadores de la educación a seis meses de las elecciones gremiales.

En tanto, en el Gobierno observan con cautela el devenir de la crisis. Y por eso señalaron que el conflicto gremial, tanto por la cercanía de las elecciones como la pugna de los sectores por la conducción del aparato gremial, «ha hecho que se perjudique enormemente a los docentes» con el rechazo de la oferta salarial. 

Paralelamente, el Gobierno provincial se había movido tratando de meter presión en las bases para forzar el acuerdo. Así, se reunió con el sindicato de celadores y el de docentes privados, que no tienen posibilidad de representación en la paritaria si no es a través del SUTE.

 

Fuente: El Sol

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción