Aumenta el consumo de libros en vacaciones

||
||

El receso escolar resulta favorable para que, grandes y chicos, encuentren un lugar de sano esparcimiento en la literatura.

Estuvimos con Nahuel Oliva, de la librería El Anticuario, y nos comentó que «ahora ha subido la venta de todo lo que es novela, libros de política, y lectura general. Lógicamente, bajó la escolar. En vacaciones siempre se lee más, porque la gente trata de aprovechar el tiempo que no tiene durante el año. Notamos que el cliente que vino a comprar un libro, a los 3 días vuelve y compra otro. Tanto el turista, como el sanrafaelino que va a la pileta, por ejemplo, siempre se lleva algo para leer».

Por otra parte, agregó que «siempre compran más libros las mujeres que los hombres, es un rubro muy lector, no sólo ahora, sino durante el año. Ellas leen mucho más que los varones».

Tema aparte es la lectura en los niños. Sobre esto, el vendedor nos dijo que «el rubro «literatura infantil» se consume mucho para las Fiestas y después baja considerablemente. Lo que sí se está vendiendo mucho son los libros para adolescentes, eso nos llama poderosamente la atención».

Sobre esto, precisó que «todo lo que es «saga», o libros con los que se han hecho películas, se venden bastante. Pero lo que más nos sorprende es que, año tras año, los adolescentes están leyendo más. No sólo la cantidad de chicos sino en el número de libros que leen. La imagen esa de que «los chicos cada vez leen menos», está completamente equivocada. Yo noto que hay un nuevo renacimiento del libro objeto, pero también del digital, y está bueno que los chicos vuelvan a leer, cualquiera sea su variable. En general, se lee mucho más de lo que la gente piensa».

Otro de los vendedores consultados es Carlos Riera. Atendiendo su puesto de diarios nos expresó que «de un tiempo a esta parte se están consumiendo más libros. Desde unos 5 años hasta ahora, la venta ha crecido bastante. El diario, por ejemplo, te da la facilidad de llevarte un libro a muy bajo precio. Eso favorece mucho la compra, porque la gente coteja el precio con el de las librerías y como les resulta más económico se lo llevan».

Sobre quiénes son los que más leen, el diariero agregó que «hay todo tipo de público, siempre están los que les gusta leer variado. Mucha gente joven y también algunos mayores. Pero en vacaciones se potencia la venta porque hay más tiempo para dedicar a la lectura. Lo que más se llevan son las novelas, best seller, los grandes escritores y bastantes sagas».