Aumentan las multas por el daño al arbolado público en la provincia

Los árboles cumplen varias funciones primordiales: purifican el aire, reducen la contaminación, regulan la temperatura, la polución sonora, brindan sombra y, además, son el soporte de vida de distintas especies de nuestra fauna.
Existen estudios que reflejan como la calidad del aire aumenta en calles arboladas donde la distancia entre ejemplares es menor entre sí, o donde las copas de los mismos llegan a tocarse en altura formando un verdadero túnel.

Sin embargo hasta el 12 de noviembre pasado, quien erradicaba ilegalmente un forestal de 30 años le cabía una multa de sólo $1.200. Situación que cambió a partir de esa fecha, a raíz de la Resolución 419/18 de la Secretaría de Ambiente de la Provincia, que subió hasta el 1.000% los valores de las infracciones por dañar el arbolado público.

Las infracciones graves son: tala de forestal, poda aérea, lesiones en campos y llamas que impidan la recuperación. Rellenar o cementar nichos y tapar la base para riego.

Por otro lado se informó que en lo que va del año ya se labraron 500 actas de infracción por incumplimiento de las normas de protección de arbolado público.

Fuente: Diario Jornada

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorNieri: «Mendoza es pionera en el país en materia de conciliación laboral»
Artículo siguienteProcesan a Shakira por presunto fraude fiscal en España