Aumentaron las estafas virtuales con la pandemia y es preocupante la situación

Con el desarrollo de la pandemia, hubo quienes se sumaron a la tecnología y lamentablemente, aumentaron los casos de estafas virtuales, como es el caso de un mensaje que circulaba por WhatsApp, haciendo alusión a una supuesta posibilidad de adquirir productos de manera simple, a través de la plataforma Mercado Libre.
En diálogo con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael, la abogada Bárbara Peñaloza, especialista en Derecho Informático y Cyberdelitos, expresó que –primero que nada– “hay que dudar y prestar atención a ciertos detalles”. “Este mensaje que circuló, que simulaba ser de Mercado Libre, no llegó a ser estrictamente una estafa o un fraude, sino que es una antesala, una recopilación de datos para luego utilizarlos en algún tipo de fraude”, señaló y agregó que hay que prestar especial atención al remitente, pero en este caso como venía por WhastApp de contactos que se tienen en el servicio de mensajería, bajaba la guardia y no hacía dudar. No obstante, puede ser que ese tipo de mensajes llegue por correo electrónico. “En este caso simulaba ser de Mercado Libre, y si uno revisa el remitente de los correos electrónicos que hay, también de entidades bancarias, se advierte que tienen cualquier otro nombre y nada que ver con la entidad en cuestión. En este caso, si bien se utilizaba el logo de la empresa y se mostraba el link en una imagen, en realidad a lo que había que prestarle atención era a este link al que nos remitía y que no tenía una sola palabra similar a Mercado Libre, sino que remitía a una web que nada tenía que ver”, explicó.
Por otra parte, pedía datos absurdos, innecesarios. “Ninguna entidad va a pedirnos datos de esta naturaleza, por ningún medio (ni por teléfono, ni por correo, ni por WhatsApp). Pedía el número de tarjeta de crédito, los códigos pin, nombre, domicilio y con todos esos datos, luego los delincuentes pueden cometer defraudaciones”, aseguró.
La Oficina fiscal Especializada en Delitos Económicos de CABA, informó que se advirtió un 3.000% de aumento de las denuncias por este tipo de delitos. El resto del país, no está lejos de eso. De hecho, recientemente –publicó nuestro diario– un importante grupo de jubilados de Guaymallén encontraron sus cuentas vaciadas.
Cabe decir que se trata de bandas que trabajan de esta manera a lo largo y ancho del país, de las cuales algunas son descubiertas por la Justicia, mientras que otras continúan estafando.