Aún quedan usuarios sin luz por las precipitaciones del miércoles

Luego de la fuerte tormenta del miércoles por la tarde, ayer quedaba aún un 10 por ciento de usuarios del total de damnificados sin el servicio eléctrico. Desde Edemsa se señaló que incluso se recurrió a cuadrillas de Valle de Uco para atender la problemática causada por árboles y ramas que tiraron cables y columnas de luz.
Renato Di Fabio, subgerente de Relaciones Institucionales de Edemsa, comentó en FM Vos (91.5) que “fue una tormenta muy fuerte y se continúa trabajando, el 90 por ciento de los usuarios que estaban sin servicio ya lo recuperaron, queda un 10 por ciento que se está trabajando en estos momentos para dejar el sistema como estaba”.
La tormenta del miércoles provocó muchos daños en sectores de ciudad y distritos del este: Monte Comán, La Llave, Colonia Elena, parte de Goudge, Cañada Seca y Rama Caída; allí, en (el paraje) Tres Vientos, cayó mucha piedra. En Colonia Colomer, La Llave, Colonia Elena y Monte Comán fue fuerte el viento y hubo entre 20 y 25 voladuras de techo.
“El problema lamentablemente ha sido la caída de árboles sobre el tendido, y en muchos casos, además de cortar los cables, ha arrastrado columnas, con lo cual hemos tenido que reemplazar el tendido aéreo y poner las columnas”, señaló Di Fabio.
Sobre la cantidad de afectados, respondió que “no son muchos porque son zonas rurales con pocos usuarios. Tuvimos en Valle Grande, Salto de las Rosas, Cañada Seca y La Llave. Eso se restableció más o menos en forma rápida y quedan algunos sectores en Colonia Elena y otros aledaños”.
Luego agregó que “hay usuarios que están en la cola de una línea, a lo mejor no muy cerca, pero es la línea que les lleva el servicio. Se movilizó gente con grúas y cuadrillas de Valle de Uco porque sabíamos que iba a ser una tarea difícil por la extensión. A pesar de ser pocos clientes, las zonas son bastante amplias. El otro problema era el anegamiento de las calles, solo podíamos acceder con 4×4 y en alguna ni siquiera así”.
Di Fabio finalizó diciendo que “San Rafael tiene un problema con su bosque urbano y rural, es una situación que se está repitiendo en otros departamentos, con árboles que están ahuecados, y apenas corre viento, produce problemas. Cuando son árboles muy antiguos, el desprendimiento de una rama tiene suficiente peso como para caer sobre un tendido y cortarlo”.